III. 2. Mas, en verdad, la madre primera de vuestra gente, Sara, ¿acaso no fue infecunda hasta el año octogésimo? No obstante, en la última edad de su senectud engendró a Isaac, a quien había sido prometida la bendición de todas sus gentes.

Contenido exclusivo para socios. Hazte socio por sólo 3 euros al mes y pago trimestral. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a [email protected] Si ya eres socio puedes acceder con tu cuenta desde aquí

José Manuel Colubi

José Manuel Colubi

Colaborar de La Voz de Alcalá desde los inicios del periódico. Catedrático de Instituto de Lengua Griega e Historiador de la Antigüedad.