Mi primer colegio después de las socorridas migas que regentaba María Papa en la calle Vegueta, fue el colegio de la Milagrosa. Este colegio era de monjas y estaba ubicado en la calle Nuestra Señora del Águila conocida también popularmente por calle La Mina, y hoy día está convertido en residencia de ancianos.

Contenido exclusivo para socios. Hazte socio por sólo 3 euros al mes y pago trimestral. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a [email protected] Si ya eres socio puedes acceder con tu cuenta desde aquí