Los siglos XIV y XV constituyeron una época de crisis general en Europa occidental. Los conflictos políticos más característicos fueron las luchas de bandos en el mundo urbano y la pugna entre los monarcas, deseosos de fortalecer su poder, y los grupos privilegiados, que trataban de usurpar señoríos y rentas reales. Uno de estos conflictos fue el enfrentamiento de las casas de Niebla y Arcos por el dominio de Sevilla. Durante las guerras civiles castellanas del siglo XV, cada uno de estos linajes se vinculó formalmente a uno de los bandos contendientes, aunque en realidad se movían por intereses particulares. La posición estratégica de su castillo hizo de Alcalá de Guadaíra el epicentro de estas disputas.

Contenido exclusivo para socios. Hazte socio por sólo 3 euros al mes y pago trimestral. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a [email protected] Si ya eres socio puedes acceder con tu cuenta desde aquí

Javier Jiménez

Javier Jiménez

Profesor de Bachillerato. Miembro fundador de la Asociación Padre Flores y autor de numerosos trabajos de Historia local.