Atilano de Acevedo y su hijo Alfonso María, un ilustrado contra la tortura
Edifico del Pósito en la Plaza de El Duque. Lva
Cultura

Atilano de Acevedo y su hijo Alfonso María, un ilustrado contra la tortura

De 1646 a 1648 y de 1677 a 1761 Alcalá fue un señorío jurisdiccional propiedad del marquesado de Villanueva del Río. Antonio Álvarez de Toledo y Enríquez de Rivera había heredado este título de su madre en 1623 y lo incorporó a la Casa de Alba en 1667, tras morir su padre. Durante esos años el Ayuntamiento de la villa contó con un corregidor, nombrado por el duque de Alba, que presidía los plenos, cobraba las alcabalas y hacía efectivo el resto de los derechos señoriales.

Contenido exclusivo para socios. Hazte socio por sólo 3 euros al mes. Si eres socio y aún no tienes tus claves pídelas a administracion@lavozdealcala.com. Hazte socio y Levanta La Voz
Entrar

La Voz de Alcalá necesita tu compromiso

Debes leer  Beatriz Montes y Rosa Comesaña, ganadoras del concurso de fotografía de «Mujer y Sociedad»

Sobre el autor

Javier Jiménez

Javier Jiménez

Profesor de Bachillerato. Miembro fundador de la Asociación Padre Flores y autor de numerosos trabajos de Historia local.

Escribir un comentario

Escribir un comentario

El tiempo