Joaquín Ordóñez Carmona es uno de tantos alcalareños por el mundo. Reside y trabaja nada menos que al otro lado del océano, en México. Se ocupa del Área de Trabajo Social en la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Aguascalientes, a dónde llegó hace ya casi seis años. Dedicado a mejorar el acceso de sus conciudadanos a sus derechos, por su vida, desde que trabaja allí, han pasado ya miles de historias, pero cuenta que siempre le impresionan especialmente las que afectan a niños. Cuenta, también, que tiene grabada en la memoria aquella vez que vio a un bebé mecerse, solo, en una institución de menores.

CONTENIDO EXCLUSIVO

Hazte socio por sólo 3 euros al mes. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a socios@lavozdealcala.com.

Si ya eres socio inicia sesión