La judea delante de la Cruz de Guía. Archivo
La judea delante de la Cruz de Guía / Archivo

En la Alcalá de los siglos XVII y XVIII había cinco hermandades de penitencia. Según el Padre Flores, la del Dulce Nombre de Jesús (o «Niño perdido») salía de la parroquia de Santiago la tarde del Miércoles Santo. Como nunca gozó de arraigo popular, tuvo una existencia lánguida y dejó de hacer su estación de penitencia muy pronto. La procesión de la Vera Cruz tenía lugar entre las seis y media de la tarde y las once de la noche del Jueves Santo. Disponía de capilla propia en el convento de San Francisco.

Contenido exclusivo para socios. Hazte socio por sólo 3 euros al mes y pago trimestral. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a socios@lavozdealcala.com. Si ya eres socio puedes acceder con tu cuenta desde aquí

Javier Jiménez

Profesor de Bachillerato. Miembro fundador de la Asociación Padre Flores y autor de numerosos trabajos de Historia local.