La Hermandad de la Amargura de Alcalá decidió realizar su estación de penitencia en la tarde de este Jueves Santo, marcado por la meteorología y la tormenta de lluvia y granizo que ha provocado que cuatro hermandades de Sevilla se quedaran en sus templos. La hermandad de la Amargura tan solo decidió retrasar unos minutos su salida, después de que todos los pronósticos redujeran la probabilidad de lluvia a partir de las 19:00 horas. La cofradía discurrió por las calles de Alcalá con normalidad aunque se produjeron momentos de especial escasez de público en las calles.

Contenido exclusivo para socios. Hazte socio por sólo 3 euros al mes y pago trimestral. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a [email protected] Si ya eres socio puedes acceder con tu cuenta desde aquí