Con motivo de la iluminación de la ermita de San Roque, se han instalados varios elementos conteniendo los focos. Dichos elementos no son muy acertados ya que producen un impacto negativo en el paisaje. La intención para que no se lleven los focos es buena, pero el resultado no resulta muy adecuado.

Contenido exclusivo para socios. Hazte socio por sólo 3 euros al mes y pago trimestral. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a [email protected] Si ya eres socio puedes acceder con tu cuenta desde aquí