Todos los años se repite la misma escena: el acceso a la explanada del Águila está descuidado y sin adecentar.Entre edificios abandonados, basuras y suciedad, el camino peatonal para visitar uno de los lugares emblemáticos de Alcalá no invita a acceder turísticamente a los mismos. Una cosa es predicar y otra dar trigo. Así nos va. 

CONTENIDO EXCLUSIVO

Hazte socio por sólo 3 euros al mes. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a socios@lavozdealcala.com.

Si ya eres socio inicia sesión