Hazte socio/socia del periódico y apoya el periodismo independiente y crítico en Alcalá

Nuevo diseño del logotipo de La Voz de Alcalá

Súmate a los canales de alertas móvil de La Voz de Alcalá. Estamos en WhatsApp y Telegram. Entra y entérate de todo al instante.

Continuamos sin novedad, soportando la pandemia y sus fatales consecuencias sociales y económicas. Este gobierno Frankenstein sirvió para echar a Rajoy, pero no acierta en las medidas, ni siquiera en las sanitarias que imponen sus «expertos» que no lo son: confinan a Madrid y no se atreven con Barcelona.

Estamos muy cortos de dinero. Agotados los impuestos ordinarios, con tres meses de confinamiento, el IVA ha rendido la mitad, el turismo, la décima parte de lo esperado. Han cerrado ciento veinte mil empresas pequeñas, hay un millón más de parados. Sus pagos están casi paralizados, incluso el Subsidio del Mínimo Vital. Ha emitido Deuda Publica por ciento veinte mil millones, y se ha colocado, pero de momento no se puede hacer más.

Hasta fin de año, o después, no llegarán los fondos anticovid, y vendrán muy condicionados: quizás, solo para indemnizar a los fallecidos, y comprar artículos sanitarios. No se trata de, como decía un veterano periodista, «el Premio Gordo». Otro dijo, que sería el «maná». Nada de eso, será un dinero finalístico, muy vigilado, o habrá que devolverlo. Nuestra esperanza es la vacuna … Pero tarda…

«Con propósito de manejar los 140.000 millones calculados se ha creado un gran banco, el mayor de España, absorbiendo la veterana Caixa catalana a la estatal Bankia, el banco que ha cargado con los déficit de las 17 cajas de ahorro quebradas»

Con propósito de manejar los 140.000 millones calculados se ha creado un Gran Banco, el mayor de España, absorbiendo la veterana Caixa catalana a la estatal Bankia, el banco que ha cargado con los déficit de las 17 cajas de ahorro quebradas, cuyo rescate nos costó 70.000 millones, que nadie nos ha repuesto. Se quería tener un gran banco estatal y no ha sido posible.

Otro tema grave, es que Sánchez quiere ser Rey, o más que el Rey, y sus socios de gobierno, quieren derogar la Constitución, aunque todo se lo deben a ella. Sánchez no logra aprobar su Presupuesto que contiene subida de impuestos, y no gusta ni a los suyos, aunque voten por disciplina… Se ofrecen catalanes y vascos, para apoyarlo, a cambio de mejoras a sus presos, delincuentes comunes, todos, exigiendo indultos Un mercadeo vergonzoso. Es preferible rehacer el presupuesto a caer en el chantaje permanente.

¿Quién piensa en España?

Autor: Vicente Romero Muñoz.

Deja un comentario