Hazte socio/socia del periódico y apoya el periodismo independiente y crítico en Alcalá

Súmate a los canales de alertas móvil de La Voz de Alcalá. Estamos en WhatsApp y Telegram. Entra y entérate de todo al instante.

No es complicado rellenar una lista de peticiones o exigencias; a los RR.MM., a los padres, a las autoridades políticas, a la gente que nos presta algún servicio, a la Providencia (que suele tener muchas cosas en la cabeza y suele olvidarse…). Prefiero conjugar el muy hermoso verbo “dar” en mi primera «Ventana» del año en La Voz de Alcalá.

Quiero dar más a mi ciudad, a la gente con la que la comparto. Dar más oportunidades (y dinerito) al comerico local y a la hostelería alcalareña; es el momento de arrimar el hombro como consumidores y ciudadanos no idiotas (acepción griega de la palabra). Somos muy buenos lloriqueando por lo que dejamos perder (la plaza de abastos, decenas de comercios, cines, librerías…) pero arrimamos poco el hombro para evitarlo, dando más y perorando menos.

Me comprometo a dar (a regalarme) más paseos, caminatas, rutas en bicicleta por el entorno natural de Alcalá. Es gratis, saludable, ayuda a valorar lo mejor de nuestra ciudad y a tomar cívicamente posesión de lugares para vacunarlos contra el incivismo, el vandalismo. También para exigir mantenimiento y protección.

Pretendo dar menos atención (en este caso viene mejor «prestar») a la demagogia y a las peroratas; políticas, sociales, educativas… Intentaré dar mi apoyo y mi voto a gente solvente, cabal, capaz de mejorar la vida de la gente. A la demagogia y a la insolvencia hay que darle «puerta», se disfrace de lo que se disfrace es un insulto a la inteligencia de la gente. Da vergüenza… y votos.

Estoy decidido a dar mejores clases en mi trabajo (que va mucho de «dar»); llevo afrontándolo como compromiso 36 cursos. En cuanto no sea capaz de darlo todo en un aula será la hora de dar la vuelta y dar por cerrado mi trabajo como enseñante. Prefiero que me dé pena a darla yo. También estoy por dar el máximo preparando y desarrollando mi trabajo en las aulas, no darle mi atención, mis energías y mi tiempo a burocracia inútil pero de intenciones aviesas.

¡Feliz año, paisanos! Que 2022 os dé salud, prosperidad, suerte.

Juan Antonio Muñoz

Juan Antonio Muñoz

Licenciado en Filología Inglesa. Profesor en el I.E.S. Albero.

Deja un comentario