El pasado 19 de junio celebramos el décimo aniversario de la proclamación de Felipe VI como Rey de España. Debe su cargo a la Constitución de 1978, la única carta magna española ratificada por el pueblo en un referéndum. El 6 de diciembre de 1978, casi el 92% de los votantes dijeron sí a nuestra Constitución y, por consiguiente, a la monarquía parlamentaria. Cada vez que votamos a partidos constitucionalistas reiteramos nuestro apoyo al Rey. No es necesario, por tanto, un referéndum para comprobar que la mayoría de los españoles seguimos creyendo que la monarquía parlamentaria es el sistema de gobierno idóneo para nuestro país.

CONTENIDO EXCLUSIVO

Hazte socio. Si ya lo eres y aún no tienes claves pídelas a socios@lavozdealcala.com

Si ya eres socio inicia sesión