La red de vecinos pertenecientes a la Plataforma por la Recuperación del Centro Histórico de Alcalá ha observado en los últimos días “a ciertos individuos, ocupas de la zona, vigilando nuevas casas”, que según ha informado la Plataforma “está habitadas por familias que ya se encuentran de vacaciones”.

Las 47  personas que actualmente forman la red de vigilancia está permanentemente comunicados y distribuidos por todo el centro, lo que les ha permitido conocer los movimientos de los ocupas en todo momento y evitar nuevas ocupaciones.

“Somos los propios vecinos los que velamos por la zona y seguiremos trabajando por ello y por nuestro derecho a la tranquilidad y seguridad”, han asegurado.