Los concejales de Vox en Alcalá Carmen Loscertales, Juan Carlos Sánchez y Evaristo Téllez / Víctor Fernández

Recibe nuestras alertas en tu móvil. Estamos en WhatsApp y Telegram.

El Grupo Municipal Vox en el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra ha anunciado la admisión a trámite por parte del Juzgado de la querella presentada el pasado mes de octubre contra las Juventudes Socialistas de Alcalá por un presunto delito de incitación al odio. Vox denunció la publicación y difusión en sus redes sociales oficiales de un mensaje en el que se animaba a los jóvenes a afiliarse a las JSA y a odiar a Vox como una especie de requisito para ello, lo que, según Vox, «demuestra la absoluta intolerancia que destilan los socialistas alcalareños». Estos hechos que podrían ser constitutivos de un presunto delito de odio.

La resolución dictada por el juzgado acuerda la incoación de diligencias previas que inician la instrucción de la causa y en las cuales se investigarán los hechos objeto de la querella, así como los autores y responsables criminalmente de los mismos.

El partido querellante entiende que, además de poder constituir una conducta tipificada en el artículo 510 del código penal, que establece penas para estas conductas de hasta 4 años de prisión, «atenta gravemente contra los más elementales principios de un estado democrático, resultando especialmente grave que se inciten valores de intolerancia entre los más jóvenes, pues no es ello precisamente un ejemplo a seguir por quienes en el futuro pretendan formar parte de las instituciones de nuestra sociedad».

«Es un ejemplo más de las continuas muestras de actos de hipocresía a las que el PSOE nos tiene acostumbrados, pues quienes se autodenominan progresistas y defensores de los derechos y libertades de los ciudadanos, luego llevan a cabo actos como éste, que pueden atentar contra derechos y libertades fundamentales», han destacado.

En este sentido, Vox anuncia que instará cuantas diligencias estime oportunas en el seno del procedimiento e intervendrá en cuantas se practiquen para un total esclarecimiento de los hechos, determinar cuantas personas han intervenido en los mismos y solicitará que se depuren cuantas responsabilidades deriven de estas intolerables y antidemocráticas conductas.

Desde el Vox denuncia que «esta es la verdadera cara del socialismo, la de la intolerancia y la falta de respeto», recordando cómo la propia alcaldesa del PSOE, Ana Isabel Jiménez, «no sólo se queda de brazos cruzados ante este tipo de comportamientos antidemocráticos, sino que apoyó el mensaje dando ‘Me Gusta’ al tuit, mientras que desde la cuenta oficial del PSOE de Alcalá se compartió alegremente, ayudando a difundir este mensaje de odio hacia los que pensamos de forma diferente a ellos».

Francisco Amador

Francisco Amador

Licenciado en Periodismo. Actualmente La Voz de Alcalá, Sevilla Actualidad y En Andaluz. Antes en Localia TV y El Correo de Andalucía.

Deja un comentario