Pinares afectados por la plaga del barrenillo. F.A.

Recibe nuestras alertas en tu móvil. Estamos en WhatsApp y Telegram.

La mesa del árbol, iniciativa ciudadana para la creación para defender el arbolado urbano y la masa arbórea natural, que «cada día está siendo agredida por la política que está realizando este equipo de gobierno socialista» según apuntan sus organizadores, se ha constituido en Alcalá el pasado 22 de noviembre.

En esta primera reunión participaron grupos políticos, ciudadanos particulares, técnicos en la materia, etcétera, en una muestra de «la preocupación que sobre este tema hay en Alcalá».

Este primer llamamiento a toda la ciudadanía, colectivos sociales, sindicatos, partidos, asociaciones, vecino en general ha servido para poner encima de la mesa una concienciación real sobre el tema y visualizar la necesidad de crear una herramienta unitaria social de cara a proteger la arboleda alcalareña

Este primer encuentro ha servido para debatir sobre la situación de los árboles de Alcalá y las políticas que les afectan y se concluyó que los responsables municipales y los técnicos responsables tienen toda la información necesaria para modificar la línea de trabajo. Desde informes técnicos sobre podas, el manual de estándares de podas europeos, ahorro incluso económico, etc.

De esta mesa del árbol también se dedujo que se está reduciendo la masa arbórea forestal de la ciudad por la mala gestión en los pinares de Oromana, la descoordinación de  la  lucha contra la plaga del barrenillo, la falta de reposición de ejemplares, etc.

Falta de planificación

Desde la organización de la mesa del árbol apuntan a que también se trató el tema de la «falta de planificación real para potenciar nuestra masa arbórea urbana, la mala gestión, la falta de arbolado (aunque digan y repitan que han plantado 1000 árboles, desconocemos donde o que presupuesto han utilizado) o la mala elección de las especies utilizadas».

En la reunión también se destacó que el Consejo Local de Transición Ecológica «no estaba sirviendo para nada pues no se estaban teniendo en cuenta los consejos, las ideas y las aportaciones de los especialistas voluntarios que participan en el mismo, siempre topando con el muro de la intransigencia de los técnicos municipales responsables».

Los objetivos a medio plazo de esta mesa del árbol es que aumente la participación «para entre todos combatir los problemas futuros que van a surgir derivados de estas carencias».

Finalmente, la organización dela mesa del árbol ha anunciado que se anunciará la nueva fecha de la siguiente reunión para tratar las primeras actuaciones a realizar de cara a lograr nuevas metas como luchar contra las islas de calor, las políticas de plantación de más árboles, la mejora de los alcorques para la salud de los ejemplares ya existentes, la elección de ejemplares adecuados en cada zona, modificar la política de urbanismo de plazas frías sin arbolado y sin sombra, la plantación de árboles en las zonas de estacionamientos para luchar contra la emisión de gases y dar sombra o aplicar las sugerencias de la UE de masa arbórea urbana.

Deja un comentario