Rutas senderistas, exhibiciones caninas, talleres o juegos en rocódromos y tirolinas fueron algunas de las actividades con la que Alcalá celebró el Día Mundial del Medio Ambiente el pasado 19 de mayo.

El Parque de Oromana sirvió de escenario para una jornada dirigida a «todas las familias», con el fin de dar a «conocer mejor nuestro entorno y ponerlo en valor», según indicó el delegado de Medio Ambiente, Casimiro Pando.

Entre las principales propuestas de este Día Mundial del Medio Ambiente, se encontraron las rutas senderistas que se desarrollaron por las riberas del Guadaíra y que contaron con descripciones de los árboles singulares del entorno, así como con explicaciones sobre el funcionamiento de los molinos.

Junto al Ayuntamiento, colaboraron en la organización diversas entidades, como Alwadi-ira–Ecologistas en Acción, Emasesa, la Mancomunidad de Los Alcores o la Fundación Benjamín Menhert.