Hazte socio/socia del periódico y apoya el periodismo independiente y crítico en Alcalá

Súmate a los canales de alertas móvil de La Voz de Alcalá. Estamos en WhatsApp y Telegram. Entra y entérate de todo al instante.

El grupo municipal de Vox en Alcalá de Guadaira ha querido explicar los motivos que le llevaron a negarse a recibir a Alberto Garzón, ministro de Consumo, en su visita al Ayuntamiento el pasado sábado. Los concejales de Vox no participaron en el acto de bienvenida que organizó el gobierno local.

Juan Carlos Sánchez, portavoz de Vox, ha calificado a Garzón como «uno de los más nefastos ministros del gobierno de España, como ha demostrado en las reiteradas ocasiones que ha llevado a cabo acciones que han perjudicado de forma manifiesta a diversos sectores de nuestra economía».

En este sentido, Sánchez considera que esta visita ha consistido en «un nuevo intento de engaño a los alcalareños por parte de un gobierno presidido por Jiménez. Un gobierno nulo para servir y dar respuestas a los vecinos de la localidad».

El grupo municipal de Vox en Alcalá recibió una invitación para participar en el acto de bienvenida al ministro de Consumo, pero en su respuesta explicó que «ningún concejal de su grupo municipal participaría en dar la bienvenida a una persona que ha perjudicado de forma directa a muchos sectores de nuestra economía. Haciendo manifestaciones que no se ajustan a la realidad, y que evidencian un absoluto desconocimiento y desprecio hacia actividades de las que dependen miles de familias».

Sánchez ha subrayado que «es vergonzoso ver cómo Jiménez y sus concejales delegados del PSOE montan un acto de bienvenida, de puro artificio, para justificar una supuesta visita de trabajo del nefasto ministro. Una persona que está al frente de un ministerio del gobierno de España y que lanza injustificados ataques a la actividad que supone el sostén de muchas familias».

Vox ha calificado este acto como «una muestra más del servilismo de los ‘progres’ a la agenda 2030. Una agenda que pregona la imposición de una transición ecológica que conlleva a la asfixia económica, vía impuestos y regulaciones. Serán muchos los sectores claves de nuestra economía los que se verán sometidos a esta presión, que traerá la ruina de familias que dependen de nuestro sector primario».

Deja un comentario