Hazte socio/socia del periódico y apoya el periodismo independiente y crítico en Alcalá

Nuevo diseño del logotipo de La Voz de Alcalá

Súmate a los canales de alertas móvil de La Voz de Alcalá. Estamos en WhatsApp y Telegram. Entra y entérate de todo al instante.

Alwadi-ira – Ecologistas en Acción- ha presentado alegaciones a los proyectos de
plantas fotovoltaicas: La Romera, Modus Colar Tres, Agatha, Jade y Esmeralda, que
pretenden instalarse en el término municipal de Alcalá. Además de estas alegaciones, presentadas ante la Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía en Sevilla, Alwadi-ira ha solicitado al Ayuntamiento la suspensión de la licencia de obra para dichas planta durante un año, al objeto de su definitiva suspensión.

Alwadi-ira -Ecologistas en Acción-, como otras asociaciones preocupadas por una mala o ausente planificación a la hora de implantar esta «necesaria tecnología», reclama la urgencia y la necesidad de que contemos con una ordenación racional y razonada que evite tentaciones especulativas y proteja los bienes básicos que pueden estar amenazados, entre ellos el suelo y el paisaje. «Una pérdida de diversidad en los usos del suelo y una disminución de la calidad paisajística pueden ser los efectos colaterales de una inadecuada o inexistente planificación», aseguran.

El grupo ecologista indica en sus documentos de alegaciones que la superficie ocupada por las plantas fotovoltaicas en el término municipal de Alcalá y los proyectos que se están tramitando ascienden ya a más de 4.000 hectáreas, lo que representa más de un 17% del Suelo No Urbanizable. Entre las plantas que ya están en funcionamiento y las que están en tramitación hay en total una treintena. Los nuevos proyectos suponen unas 500 hectáreas y con una instalación de unos 600.000 módulos.

Para Alwadi-ira, es conveniente recordar, que estos proyectos de plantas fotovoltaicas se encuentras muy próximos a otras ya construidas y algunas en fase de proyecto, con una
superficie entorno a las 2000 hectáreas, en la zona de la dehesa de Bucaré, como son: Los González, Primo Alemán, Haza de las Sesenta, Cerrado de Cabrera y Bucaré, entre otras. Las instalaciones proyectadas colapsan el espacio comprendido entre el río Guadaíra y el arroyo de Guadairilla y afectando de una manera «irreversible» a la cuenca, según los ecologistas. Por otra parte, Modus Colar Tres, cierra la Dehesa Nueva por su vertiente Noreste.

«Resulta evidente que el adjetivo sostenible no le corresponde a estos proyectos de plantas fotovoltaicas, como por ejemplo La Romera si se tiene en cuenta, entre otros motivos, que se ubicaría en plena vega de Alcalá, en un suelo agrario altamente productivo», denuncian.

Francisco Amador

Francisco Amador

Licenciado en Periodismo. Actualmente La Voz de Alcalá, Sevilla Actualidad y En Andaluz. Antes en Localia TV y El Correo de Andalucía.

Deja un comentario