Ubicación de la fosa común en el plano del cementerio. Lva

Recibe nuestras alertas en tu móvil. Estamos en WhatsApp y Telegram.

El Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra, a través de la Delegación de Memoria Democrática, ha culminado la primera fase de los trabajos de investigación en el Cementerio de Alcalá de Guadaíra sobre la indagación, localización y delimitación de una fosa común en el que se han hallado evidencias que han corroborado el enterramiento colectivo de personas represaliadas tras el golpe militar de 1936.

En el marco de los principios democráticos, resulta irrenunciable para la ciudadanía, el preservar la Memoria Democrática de Andalucía, con el fin de garantizar al Pueblo Andaluz el derecho a conocer tanto la verdad de los hechos acaecidos como la protección, conservación y difusión de los mismos.

Es por ello que, a instancias del Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra, en el ejercicio de sus competencias a través de la Delegación de Memoria Democrática, y a raíz de estudios que apuntan a que en la fosa alcalareña se encuentran los restos de unas 75 víctimas de Alcalá y de otras poblaciones cercanas represaliadas en el año 1936, se iniciaron las acciones necesarias para la exhumación de restos humanos víctimas de la represión en la Fosa del Cementerio de la Ciudad, identificada y registrada por las Administraciones competentes en esta materia.

La iniciativa de búsqueda, indagación, localización y delimitación de la fosa de represaliados tras el golpe militar de 1936 existente en el Cementerio Municipal de San Mateo fue presentada por el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra ante la Federación de Municipios y Provincias (FEMP), en base a la concesión de una subvención adjudicada por la Secretaría de Estado de Memoria Democrática, adscrita al Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática. Posteriormente el Comisionado para la Concordia de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía, mediante Orden de 24 de abril de 2021, aprobó la indagación localización, delimitación, exhumación, estudio antropológico e identificación genética si procediera, en el municipio de Alcalá de Guadaíra.

Dicha iniciativa ha contemplado tanto la intervención arqueológica como antropológica, para abordar, con garantías y rigor científico, el estudio de los datos forenses que muestren los restos óseos encontrados en la fosa. De igual forma se ha articulado como una investigación científica, siguiendo la legislación en vigor y los protocolos internacionales de exhumaciones de fosas clandestinas. También se han utilizado las fuentes gráficas (cartográficas, planimétricas, fotográficas) y bibliográficas a partir de las investigaciones sobre la represión ejercida por las fuerzas rebeldes sublevadas en Alcalá de Guadaíra, llevadas a cabo por historiadores como José María García Márquez, Eloy Arias Castañón, Leandro Álvarez Rey, Javier Jiménez Rodríguez o Félix J. Montero Gómez.

Según la delegada municipal Ana Vannereau, este proyecto es un compromiso con las víctimas y sus familias bajo los principios de verdad, justicia y reparación unido al objetivo de la propia Delegación que es velar por la salvaguarda, conocimiento y difusión de los hecho acaecidos, así como la protección, conservación y difusión de la Memoria Democrática como legado cultural, en el período que abarca la Segunda República, la Guerra Civil, la Dictadura franquista y la transición a la democracia hasta la entrada en vigor del primer Estatuto de Autonomía para Andalucía.

Una vez analizada y procesada toda la información recopilada, en esta fase de intervención, las lesiones óseas provocadas por episodios de violencia, tal y como se ha constatado en los restos óseos encontrados de las dos víctimas documentadas, tratándose de lesiones por impacto proyectil, han podido corroborar tanto las noticias escritas como orales sobre la existencia de una Fosa Común con restos de personas represaliadas tras el golpe militar de 1936 que desencadenó la guerra civil en nuestro país.

Por último, finalizados los trabajos de documentación correspondientes, la fosa y su contenido han sido convenientemente protegidos para poder abordar en un futuro próximo, su excavación y registro con las garantías científicas necesarias.

El Ayuntamiento de Alcalá, organizará en breve un evento informativo al respecto y  pone a disposición de la ciudadanía una dirección de correo electrónico, (comunicacionmemoriademocratica@alcalaguadira.org) a fin de recepcionar cualquier tipo de información, solicitud, sugerencia, documentación, etc. bien de familiares, como de entidades memorialistas, o de personas interesadas.

Deja un comentario