Hazte socio/socia del periódico y apoya el periodismo independiente y crítico en Alcalá

Súmate a los canales de alertas móvil de La Voz de Alcalá. Estamos en WhatsApp y Telegram. Entra y entérate de todo al instante.

Agentes de la Policía Nacional han detenido a nueve personas a los que se les imputan los delitos de pertenencia a grupo criminal y hurto, por el robo de hasta 130 catalizadores en los municipios de Alcalá de Guadaíra, Sevilla, Dos Hermanas y Córdoba. Se les ha intervenido cinco radiales de alta potencia, 20 discos cortadores y cinco catalizadores.

Graves perjuicios a las víctimas

Las investigaciones se iniciaron al detectarse a principios de este año 2021 en la provincia de Sevilla un incremento importante en el robo de catalizadores de vehículos, circunstancia que estaba provocando graves perjuicios a los propietarios, pues una vez las víctimas del hurto habían sido objeto de las sustracciones, la compra de un nuevo catalizador suponía dependiendo del modelo entre 500 y 1000 euros, llegando  algunas compañías aseguradoras  a declarar  siniestro total el coche, debido a la antigüedad del mismo, ya que dicho importe era superior al valor venal del turismo, pagando las compañías de seguro una pequeña indemnización, insuficiente para la reparación del mismo.

Por la metodología empleada, efectos sustraídos y posible destino de los mismos, la policía  sospechaba que los autores pudieran estar integrados en un grupo organizado, circunstancia por la que se hizo cargo de las investigaciones el Grupo II de Delincuencia Organizada Patrimonial encuadrado en la U.D.E.V. (Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta) de Sevilla

Para el esclarecimiento e investigación de estos los hechos, los investigadores en una primera fase centraron sus esfuerzos en detectar y localizar al grupo criminal que operaba en Sevilla y los pueblos del extrarradio. Culminando esta fase en el mes de julio con la detención de dos personas de nacionalidad española y otra portuguesa, las cuales fueron puestas a disposición judicial e ingresadas en prisión preventiva, continuándose las investigaciones al tener datos sobre la implicación de otras personas pertenecientes al mismo grupo criminal aún sin identificar.

Grupo organizado

En una segunda fase, la investigación policial puso de relieve que el grupo criminal, estaba dividido en varias células dividas por especialidades, las cuales trabajaban de manera coordinada y paralela, distribuyéndose las zonas de actuación entre los diferentes distritos de Sevilla por periodos de tiempo determinados, para después dejar de operar la zona (descansar) y cambiar a otros pueblos limítrofes como Dos Hermanas y Alcalá de Guadaira, llegando hasta Córdoba capital.

Las células estaban compuestas por “Alquiladores”, “Marcadores” y “Cortadores”, siendo los primeros los cabecillas de la organización, encargados de alquilar los vehículos que utilizaban para desplazarse, localizando la policía hasta 14 contratos de alquiler por valor de 5. 290 euros.

Una vez realizaban el contrato de alquiler, dejaban los vehículos en manos de personas de su total confianza “Marcadores” dedicados buscar y marcar los vehículos susceptibles de ser atacados en función de las características de antigüedad o marca concreta, siendo estos los que al mismo tiempo estaban encargados de  controlar y dirigir el trabajo de los cortadores.

Los vehículos que atacaban eran por lo general los más antiguos, pues estos modelos poseen unos catalizadores que contienen más cantidad de metales preciosos como el platino, paladio y cromo, con gran demanda en el mercado negro.

Los “Cortadores” estaban tan especializados en hurto de los catalizadores que podían sustraerlos en menos de cinco minutos, cobrando por cada una de las piezas entre 50 y 20 euros.

Detención del grupo organizado

Fruto de las investigaciones policiales, la madrugada el día 22 de noviembre, fueron detenidos a la entrada de Sevilla, cuatro de los miembros del grupo cuando viajaban en un coche alquilado, hallándose escondido en las bajeras del turismo 4 catalizadores que habían sido sustraídos esa misma noche en la provincia de Córdoba, así como una radial para el corte de gran potencia y varios discos de recambio.

Posteriormente se procedió a la detención de dos de los principales responsables de la organización, en la zona de Torreblanca donde tenían su domicilio.

Solamente dos de los arrestados carecían de antecedentes policiales, siendo puesto a disposición de la Autoridad Judicial.

Deja un comentario