Hazte socio/socia del periódico y apoya el periodismo independiente y crítico en Alcalá

Nuevo diseño del logotipo de La Voz de Alcalá

Súmate a los canales de alertas móvil de La Voz de Alcalá. Estamos en WhatsApp y Telegram. Entra y entérate de todo al instante.

La portavoz del Grupo Popular en el Ayuntamiento, Sandra González, ha denunciado públicamente «las condiciones infrahumanas en las que viven los vecinos de la barriada alcalareña de San Benito donde, por no tener, no tienen ni agua potable en sus viviendas, ante la absoluta indolencia del equipo de Gobierno de PSOE y Ciudadanos». La popular, ha realizado esta denuncia, tras visitar nuevamente la zona y comprobar, de primera mano, como «la situación en la que viven estos alcalareños es más propia del tercer mundo, que de una barriada de uno de los municipios más importantes de la provincia de Sevilla».

Como medida más urgente, la líder de los populares alcalareños, ha exigido al Gobierno de la socialista Ana Isabel Jiménez «que dé los pasos necesarios para que la calle principal que atraviesa la barriada de San Benito sea adecentada a la mayor brevedad, pues es imposible transitar por la misma», lo que provoca, por ejemplo, que «personas mayores o con problemas de movilidad están literalmente presas en sus casas debido al estado intransitable de esta vía». También los servicios de emergencias tienen verdaderos problemas para acceder a los domicilios cuando se produce alguna urgencia.

La portavoz de los populares alcalareños también ha pedido al Gobierno local «la colocación de elementos reguladores de la velocidad para evitar que cualquier día ocurra una desgracia personal», dado que, a pesar de su mal estado, son muchos los vehículos que atraviesan por la misma, a gran velocidad, para acortar camino en el trayecto entre los polígonos industriales cercanos y el núcleo urbano principal de Alcalá de Guadaíra.

Este no es el único problema de esta barriada ya que, entre otros muchos, cabe destacar que carece de una red de saneamiento y alcantarillado públicas, por lo que «las aguas fecales van a evacuar a un pequeño canal que pasa junto a las viviendas y quedan estancadas, con el consiguiente mal olor y generando un foco de infección e insalubridad», como ha señalado González. Además, como dicho canal no se limpia de maleza, cuando llueve se desborda. La falta de limpieza o la acumulación de basuras en los contenedores durante días sin ser retiradas por los servicios municipales, son otros de los problemas que se viven en la zona.

«Desde el PP no entendemos como se les puede cobrar a estos vecinos importantes cantidades en concepto de IBI Urbano, mientras no se les prestan los mínimos servicios públicos que les garanticen un vida digna», ha sentenciado Sandra González.

Deja un comentario