Hazte socio/socia del periódico y apoya el periodismo independiente y crítico en Alcalá

Nuevo diseño del logotipo de La Voz de Alcalá

Súmate a los canales de alertas móvil de La Voz de Alcalá. Estamos en WhatsApp y Telegram. Entra y entérate de todo al instante.

El Monumento Natural de Alcalá de Guadaíra verá incrementada las próximas semanas su población de árboles y arbustos. Con la llegada del otoño, el Ayuntamiento ha anunciado una reforestación de los parques de ribera del Guadaíra con especies autóctonas, además de los trabajos de mantenimiento y conservación que se extienden a lo largo de todo el año. De igual modo, se van a reponer árboles y arbustos en los alcorques vacíos de la zona norte la ciudad, en especial en la barriada La Paz, donde se viene incrementando su zona verde tras la apertura del parque Hermanos Machado.

Entre octubre y noviembre se llevará a cabo el grueso de la reforestación, con la plantación de más de 1000 árboles y arbustos entre el Monumento Natural y la zona norte de Alcalá de Guadaíra. Los Servicios Urbanos municipales realizan labores de mantenimiento constante en el Monumento Natural, con la reposición de albero en los caminos, arreglo de talanqueras y mobiliario urbano, saneamiento de arbustos y árboles enfermos, limpieza y vigilancia. De forma especial, y después de los meses de verano, se va a repoblar el bosque de galería y la zona de parque Oromana con nuevos ejemplares de especies autóctonas que imprimirán color y frutos que alimenten a la avifauna de la cuenca.

El pasado año se plantaron alcornoques, encinas, pinos y otras especies nuevas en el paseo de Oromana como acacias de Constantinopla, magnolias, madroños y camelias. Así mismo, se ha potenciado la plantación de árboles frutales para favorecer a las aves del entorno. En este sentido, se ha reforestado el parque con higueras, cerezos, ciruelos, nísperos y moreras, entre otros.

El objetivo es que desde octubre se reactive la reforestación con grandes plantaciones de pinos, alcornoques, encinas y almeces. El delegado de Servicios Urbanos resalta también los trabajos de puesta en valor de los antiguos molinos harineros y la limpieza de las márgenes del río para continuar abriendo el río a los visitantes, sobre todo con la eliminación del exceso de zarzas y hiedras que en ocasiones han ocultado árboles enfermos con riesgo de precipitarse a la cuenca o a la zona de paseo.

La reforestación llegará a la zona norte de la ciudad con la mejora de los alcorques, sistemas de riego y plantación en la barriada La Paz y avenida de la Constitución. 

Deja un comentario