Hazte socio/socia del periódico y apoya el periodismo independiente y crítico en Alcalá

Nuevo diseño del logotipo de La Voz de Alcalá

Súmate a los canales de alertas móvil de La Voz de Alcalá. Estamos en WhatsApp y Telegram. Entra y entérate de todo al instante.

La Fundación Savia ha pedido al Ayuntamiento de Alcalá que suspenda las licencias de proyectos fotovoltaicos durante un año en el municipio. «Andalucía, por sus características territoriales y climáticas, es una de las regiones con mayores horas de luz y sol, por eso consideramos que el aprovechamiento de las fuentes renovables es el camino que deberíamos haber iniciado hace mucho tiempo», comentan. Sin embargo, y según explica la Fundación, las placas solares en Alcalá deben «tener un límite».

En un escrito que han remitido a la alcaldesa del municipio, Ana Isabel Jiménez, tachan de «preocupantes» los proyectos que están llegando a Alcalá. Estos «se encuentran en trámites para implantar nuevas plantas fotovoltaicas dentro del Término Municipal, y donde la pérdida del suelo agrícola productivo está siendo de una importancia relevante y preocupante», aseguran.

«Estamos viviendo en nuestro territorio, de manera generalizada, el inicio de lo que va a ser una verdadera transformación de la producción de energía a través de fuentes renovables», exponen. Una cuestión que les parece «una buena noticia», pues de ello depende, entre otros, la descarbonización para combatir el cambio climático. Sin embargo, manifiestan su preocupación en cuanto «la instalación de esos proyectos de parques eólicos y fotovoltaicos, en muchas ocasiones, ponen en peligro cientos, miles, de hectáreas de cultivo de alto valor agrario, con las repercusiones que para ciertos sectores productivos y el medio rural conllevan».

Proyectos con gran incidencia transformadora en la zona del Bucare

«La Fundación Savia es firme defensora de la energía renovable», prosiguen, «siempre y cuando tengamos en cuenta ciertas circunstancias que nos pueden llevar a perder multitud de puestos de trabajo, pérdida de biodiversidad, de paisaje, de población…». Es el caso de Alcalá, donde su preocupación «versa sobre una gran incidencia transformadora en todo el territorio donde estos proyectos se implantan, como puede ser la zona de Bucare en Alcalá de Guadaíra, donde sería incompatible con el Programa Coordinado de Recuperación y mejora del río Guadaíra y su cuenca».

Aspectos a tener en cuenta

Para la Fundación Savia existen una serie de aspectos que se han de tener en cuenta a la hora de tomar decisiones sobre la instalación de proyectos fotovoltaicos en Alcalá. Entre ellos: implantar explotaciones energéticas de reducido tamaño, acercar los centros de producción de energía a los centros de consumo, ubicarlos en parcelas con menor valor para el sector primario, asesorar a los municipios, mejorar la eficiencia energética y la reducción del consumo, vigilar el cumplimiento de las normas vigentes, estudiar el impacto ambiental, implantar requisitos mínimos para inversores y operadores de estas instalaciones, entre otros.

Asimismo, distintas entidades ciudadanas y ambientales se han hecho eco de los proyectos y están mostrando su preocupación al respecto, pues «amenazan al futuro de nuestros sectores productivos y económicos y a la población rural», indican desde Savia.

En el escrito remitido por la Fundación, piden a la alcaldesa de Alcalá que «valore y tengan en consideración estas propuestas y las ponga en marcha a la mayor brevedad posible», pues «de ello depende nuestro futuro y el medio de vida de muchos habitantes de nuestros municipios. Igualmente le solicitamos al Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra la tramitación y aprobación por un año de la suspensión de los proyectos fotovoltaicos en la zona de Bucare, en aplicación de la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía, en su artículo 27.2».

Deja un comentario