Hazte socio/socia del periódico y apoya el periodismo independiente y crítico en Alcalá

Nuevo diseño del logotipo de La Voz de Alcalá

Súmate a los canales de alertas móvil de La Voz de Alcalá. Estamos en WhatsApp y Telegram. Entra y entérate de todo al instante.

El Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra y Emasesa darán comienzo este jueves a los trabajos del proyecto piloto para la implantación de un sistema de retención de las toallitas y papeles que se vierten desde los hogares al río Guadaíra cuando, en época de fuertes lluvias, la red de saneamiento libera el excedente de pluviales a los aliviaderos que desembocan al cauce. Estos dispositivos, que se calcula estarán operativos en poco más de 10 semanas, evitarán el vertido de este material contaminante y altamente perjudicial para el ecosistema del Monumento Natural. Al tiempo que se instalan los sistemas de retención, se reforzará la campaña cívica que lleva por lema ‘Las toallitas, al cubo’, con la que se pretende concienciar a la ciudadanía de no arrojar por el inodoro este tipo de material.

Se va a intervenir en tres aliviaderos, con un presupuesto global cercano a los 160.000 euros. En el situado en los Cercadillos se instalará un sistema con doble filtro, en paralelo un primero a base de peines para retener las toallitas y papeles y un segundo elaborado con redes, más fino, para captar los restos que se filtren desde el primer nivel. En el aliviadero del parque, próximo a la avenida Tren de los Panaderos, se creará una arqueta en cuyo interior se situará una rejilla previa a la salida del tubo que conduce al cauce. En el que está situado junto al Puente Jesús Nazareno se montará un sistema mixto con dos soluciones en línea, con el fin de probar su eficacia y réplica en otros aliviaderos de similares características. Este sistema consistirá en una combinación de trampa de basuras con sistema de redes y trampa de basura con sistema de rejas.

Al tratarse de un proyecto piloto, una vez en funcionamiento este sistema contará con un mantenimiento periódico de vaciado y control del volumen de toallitas higiénicas arrojadas, permitiendo correcciones a la mejora en dispositivos y épocas del año según los resultados obtenidos. En paralelo se van a reforzar las campañas de concienciación para evitar este problema ambiental derivado del mal uso del inodoro.

La alcaldesa ha puesto el acento en la importancia de esta medida para la conservación del Guadaíra y el Monumento Natural que conforman sus riberas. Ana Isabel Jiménez ha señalado que “estamos en el camino correcto, cuando evitamos que esas toallitas acaben en nuestro río apostamos por la sostenibilidad y la protección del medio ambiente, de nuestro entorno natural, para que puedan disfrutarlo las generaciones venideras. La regidora alcalareña está convencida de que la lucha contra este tipo de vertidos se gana desde la educación y la concienciación del conjunto de la ciudadanía, “animo a nuestros jóvenes a que desde casa acostumbren a tirar las toallitas al cubo, así de sencillo y así de importante”.

El Ayuntamiento acomete de forma periódica la limpieza de las márgenes del río en la zona de parque para eliminar vertidos, entre ellos el de toallitas higiénicas. Además, el Proyecto LIFE Guadaíra trabaja para la regeneración del entorno de las orillas y mejorar parte del cauce en el tramo del Guadaíra que parte de Alcalá y termina en Palmas Altas, con la participación del Ayuntamiento de Alcalá y Emasesa.

Estas actuaciones se suman a las que de forma permanente realiza Emasesa en la ciudad y a otros proyectos de mejora de las redes en Alcalá. El plan de inversiones previsto en la ciudad hasta final de 2022 contempla actuaciones por valor de 6,5 millones de euros y entre ellas figura la renovación de las redes de la calle Nuestra Señora del Águila, que se hará en paralelo con la reurbanización de esta emblemática vía que acometerá el Ayuntamiento.

Deja un comentario