Protesta de los sindicatos en el patio del Ayuntamiento. LVA

Hazte socio/socia del periódico y apoya el periodismo independiente y crítico en Alcalá

El  Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra es, de nuevo, el escenario de una jornada de protestas de los empleados municipales contra la política de Recursos Humanos del gobierno de coalición de PSOE y Ciudadanos ante la «falta de negociación colectiva.

Convocados por todos los sindicatos municipales (UGT, CCOO, CSIF, SPPM, USO y SEM) más de doscientos empleados municipales han vuelto a decir «basta ya» a la «falta de negociación y participación en los asuntos que les afectan».

La alcaldesa de Alcalá, Ana Isabel Jiménez, que recientemente se comprometió también a recibir a los trabajadores afectados por la paralización de las jubilaciones parciales, «no solo no lo ha hecho, sino que sigue también sin recibir a todos los sindicatos que le tienen solicitada una reunión desde el pasado 19 de marzo». Denuncian así la falta de negociación colectiva entre trabajadores y administración. El gobierno, consultado por La Voz de Alcalá, guarda silencio no explica su postura.

La negativa a seguir facilitando la jubilación parcial (desde el 1 de enero de 2019 nadie ha podido hacerlo) y la correlativa imposibilidad de que se sigan realizando contratos de relevo en el Ayuntamiento, es una de las demandas que se le vienen realizando a Jiménez.

«Anteriormente más de 90 contratos de relevo se han realizado en años previos y más de 90 empleados municipales han accedido a la jubilación parcial con evidentes ventajas para el Ayuntamiento y para la creación de empleo, los sindicatos nos preguntamos ¿Porqué Ana Isabel lo impide ahora?», señalan.

«La bandera del PSOE y los recortes de Rajoy»

Desde CCOO piden «que se ponga fin a la discriminación del personal funcionario en las condiciones de su jubilación» La única conclusión de los representantes sindicales es que Ana Isabel Jiménez «lleva de bandera el PSOE y ejecuta la de recortes de Rajoy».

También demandan la devolución todavía pendiente de los recortes practicados a 108 empleados municipales en los incentivos que, con motivo del cumplimiento de los 20 y 30 años de antigüedad, se practicaron entre diciembre de 2012 y enero de 2019.

La regulación del teletrabajo propuesta por los sindicatos municipales para que éste sea fruto de un procedimiento reglado y no discrecional y arbitrario, que además de reducir costes contribuya a la sostenibilidad y la reducción de emisiones, facilite la conciliación y la mejora de la eficacia y productividad es otro de los temas que, sigue «en el tintero».

«Exigimos de nuevo, respeto al derecho fundamental a la negociación colectiva, sistemáticamente vulnerado en el Ayuntamiento de Alcalá», los sindicatos dicen «basta de mala fe negocial».

«Pedimos calendarios concretos de negociación de cada una de las mesas solicitadas y avances concretos en la negociación. Solicitamos al PSOE que depongan las políticas de Rajoy y se entreguen a la izquierda».

Deja un comentario