Imagen del molino en el año 2000. AguasdelGuadaíra

Hazte socio/socia del periódico y apoya el periodismo independiente y crítico en Alcalá

A finales de 2017, la portavoz del grupo municipal de Cs en el Ayuntamiento alcalareño Rosa Carro, antes de coaligarse con el PSOE tras las elecciones de 2019, junto con representantes de la Junta Directiva local, mantuvieron una reunión con el Comisario de Aguas de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), Alejandro Rodríguez González, para preocuparse por el estado en que se encontraba el Río Guadaíra y sus lindes.

En dicha reunión trasladó al Comisario el malestar existente en la localidad al no poder transitar los alcalareños por el vallado existente entre Las Aceñas y el molino Hundido. Asimismo, Carro solicitaba información a la actual alcaldesa, con la que hoy comparte gobierno quien, para que, de una vez por todas, se implicase de lleno y tomase medidas serias para salvar dichas lindes si verdaderamente quería hacer una apuesta por el turismo. Tendría ahora que aplicarse el cuento la señora Rosa Carro, que es delegada municipal de Turismo en la actualidad. Donde las dan las toman.

El turismo alcalareño no consiste solo en propaganda de los paisajes, molinos, castillo… hace falta algo más. Hace falta implicar a la sociedad civil, comerciantes y restauradores. Lo que se ofrece, ¿en qué situación está? Si nos ceñimos a los molinos muchos de los cuales no se pueden visitar, no digamos del que voy a describir: El molino del Rincón o Molino Hundido, que como su nombre indica, está en pésimas condiciones de conservación.

Datos históricos

Situado en el sitio del Rincón de Alcalá, denominado así por su lejanía de la población, consta de tres canales de alimentación con sus correspondientes rodeznos, la sala de molienda se encuentra actualmente colmada de sedimentos. Tiene techumbre a dos aguas. Se tienen noticias de hallazgo de monedas de Nerón, Claudio, Trajano y Carissa. Se trataba de un pequeño asentamiento del Alto Imperio.

Semirruinoso
A la lamentable situación se ha unido recientemente la proliferación de eucaliptos junto a los muros

El molino era propiedad del Marqués de Gandul, durante toda la edad moderna. No tiene claras referencias de ser molino árabe, aunque no se descarta esta posibilidad.
Situado al sureste de la población, se supone el primer molino de término de Alcalá, sin dejar de mencionar la posible situación del molino de la Torrecilla, en el puente de la Vega. Su situación de ruina es acelerada desde que perdió su uso, aunque la construcción de una presa para contener el cauce del río lo deterioró aún más.

Según el historiador José Luis Pérez Moreno, en su libro Los molinos de Alcalá de Guadaíra: orígenes, expansión y ocaso (siglos XIII-XX), el nombre de Hundido tal vez por la dejadez y el abandono de sus propietarios. A continuación describe la historia de sus dueños y arrendadores.

Según comentario de Enrique Porras, del castillo de Marchenilla, en los años veinte aún seguía moliendo, aunque a duras penas.

Imagen actual del molino donde se observa su degradación. AguasdelGuadaira

En 2009, La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir sacó a licitación las actuaciones para la mejora ambiental del río Guadaíra y su entorno, en el tramo comprendido entre el Molino Hundido y el Molino Pelay Correa.. El importe base de licitación era de 4.000.000 de euros y supondría la creación de 45 nuevos empleos.

Con este nuevo proyecto se procedería a la limpieza de las zonas aterradas y al acondicionamiento de las márgenes del río en el entorno comprendido entre ambos molinos.

Se pretendía la protección y la regeneración del entorno natural del río Guadaíra a su paso por el tramo urbano, y para la restauración hidrológica y la protección del cauce del río, favoreciendo la biodiversidad del entorno.

En 2011
Alwadi-ira alertó de que el recinto estaba muy afectado por instalaciones hidráulicas contemporáneas

En el 2011, la entidad ecologista Alwadi-ira explica que el recinto, de origen árabe, está muy afectado por instalaciones hidráulicas contemporáneas y sobre todo desde la construcción junto al molino de una presa que, supuestamente, regularía el agua del Guadaíra. Sin embargo, los daños sufridos por las crecidas han resultado tremendamente perjudiciales para el molino. Explican además que sus diferentes elementos han desaparecido o solo nos quedan restos de lo que en su día fueron: azuda, cubos, la sala de las piedras,… A tan lamentable situación se ha unido recientemente la proliferación de eucaliptos junto a los mismos muros que están resquebrajando su estructura, por lo que presenta un estado semirruinoso.

En 2012 se vuelve a denunciar el estado de conservación. Por último, nuevamente, hace un año, el grupo ecologista Alwadi-ira -Ecologistas en Acción- remitió al Ayuntamiento alcalareño y a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir un documento de propuesta de actuación urgente en el molino Hundido.

Los molinos harineros que jalonan el río Guadaíra son una de las principales señas de identidad del municipio.

Actualmente solo se conserva parte del azud y el edificio, pero en pésimas condiciones. Alwadi-ira solicitaba que todas estas medidas se realizaran con carácter de urgencia con el fin de evitar la pérdida de este molino del río Guadaíra. Todo un proyecto especificado con soluciones y conocido por el actual equipo de gobierno.

Enrique Sánchez

Director de La Voz de Alcalá desde 2000. Fotoperiodista de la Agencia EFE y diversos medios como ABC, El Correo de Andalucía y la revista Triunfo.

Deja un comentario