Hazte socio/socia del periódico y apoya el periodismo independiente y crítico en Alcalá

Denuncian una nueva fuga en la cementera tras acabar las mediciones de la Junta. Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía ha realizado en los últimos días mediciones de la calidad del aire en La Venta de la Liebre, junto a la cementera. Esta medición programada por la Dirección General de Calidad Ambiental y Cambio Climático se conocía desde febrero y ha sido realizada a petición de la plataforma.

Tras concluir las mediciones, los vecinos han denunciado públicamente que este domingo 23 de mayo, a las 20:00 horas, se produjo una nueva fuga. De hecho, grabaron en vídeo la fuga de la cementera, donde se observa una densa nube. Aparentemente se trata de ceniza. No obstante, la cementera, consultada por La Voz de Alcalá, no ha aportado ninguna explicación al respecto y se mantiene en silencio.

«Ni un día más de los 45 días que ha estado la unidad móvil ha dado de tregua la cementera Portland Valderrivas a la salud de los vecinos de Alcalá», ha denunciado la plataforma, añadiendo que «en el momento en que se ha sabido libre de control de emisiones de la unidad móvil, ha puesto a toda máquina su capacidad de contaminación». Asimismo, se preguntan «si alguna autoridad va a tomar cartas en el asunto sobre este ensañamiento con la población civil».

En un comunicado, la plataforma reconoce que en las últimas semanas los episodios de contaminación habían cesado, coincidiendo la presencia de la unidad móvil.

Reivindicación histórica

La histórica reivindicación de la Plataforma No a la Incineración de Residuos en Los Alcores de que se realicen mediciones sobre las emisiones de la cementera ha sido parcialmente atendida por la Junta de Andalucía. Recuerdan que esta solicitud, junto con la de la realización de un estudio epidemiológico ha sido hecha a nivel local, autonómico, nacional y europeo durante años, en diversas ocasiones. Ante la desidia de estos organismos se ha llegado al punto de pedir el auxilio del Defensor del Pueblo Andaluz.

«Si bien lo deseable es la instalación de una estación fija que mida las emisiones en continuo, no podemos dejar de felicitarnos por este nuevo éxito fruto del esfuerzo continuado de la movilización ciudadana, que ha logrado presionar lo suficiente como para que durante mes y medio una estación haya estado registrando qué tipo de aire estamos respirando y se estén generando informes al respecto, a los que esperamos tener acceso para hacer la correspondiente valoración», aseguran.

En cualquier caso, la Plataforma no renuncia a la instalación de una estación fija. De hecho, lleva meses asesorándose para que en el caso de que las autoridades locales y autonómicas sigan negándose a instalarlas, lanzar una campaña pública de recaudación de fondos para adquirir e instalar una en las proximidades de la fábrica.

Por último, la Plataforma desea que «las escandalosas emisiones de la cementera de las que no hemos tenido noticias durante este período de control, sean historia y no vuelvan a tener lugar incluso si nadie les vigila». De momento, «no parece posible puesto que desde hace cuatro días, justo los que hace que no está la unidad móvil, las emisiones vuelven a cubrir de gris la barriada de La Liebre