La portavoz del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Alcalá, Sandra González, ha denunciado «la deriva en materia económica de la alcaldesa y del Gobierno de PSOE y Cs». Ha argumentado que «con un paro cercano al 30%,  han decidido volver a endeudarse y seguir con una senda que sólo lleva a más desempleo y menos riqueza».

En sesión la plenaria celebrada en la tarde de ayer, se debatió el punto denominado «Concertación de operación de crédito a largo plazo por valor 10,6 millones de euros», el cual fue aprobado sólo con los votos de PSOE y de Cs, y la abstención de Adelante Alcalá, excepto el concejal Rubén Ballesteros que se opuso.

Dicho punto fue debatido incluso con la advertencia del la Intervención Municipal, la cual ha manifestado literalmente que «por el funcionario que suscribe interesa resaltar que la finalidad de la suspensión temporal de las reglas fiscales tiene como objetivo facilitar actuaciones contra la pandemia y sus efectos, pero no incrementar los gastos estructurales o consolidables, lo que dificultaría el reequilibrio de las finanzas públicas una vez desaparecida la situación de emergencia extraordinaria provocada por la pandemia de la COVID-19».

Según Sandra González, «Jiménez y Mora siguen endeudando a la ciudad y a todos los alcalareños. Al empezar el año 2020 cada vecino debía 350 euros . Con esta operación de crédito elevamos esa deuda a 480 euros, más de un 35% en sólo un año», y «todo ello con un paro de los más elevados de España».

Continúa Sandra González afirmando que, «en el suma y sigue de venta de humo de PSOE y Cs, los que van a pagar la fiesta son los ciudadanos los cuales no deben salir de su asombro de las políticas electoralistas del equipo de Gobierno».

El PP ha remarcado que, en la actualidad , «el Ayuntamiento de Alcalá mantiene deudas pendientes de pago por valor de más de 30 millones de euros».