Hazte socio/socia del periódico y apoya el periodismo independiente y crítico en Alcalá

Nuevo diseño del logotipo de La Voz de Alcalá

Súmate a los canales de alertas móvil de La Voz de Alcalá. Estamos en WhatsApp y Telegram. Entra y entérate de todo al instante.

Los servicios de Inspección de Ordenación del Territorio y Urbanismo de la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio han multado con 891.820 euros al responsable de una parcelación de una finca de unos 70.000 metros cuadrados. Esta estaba destinada a dividirse en 133 parcelas ilegales de entre 500 y 600 metros cuadrados en la zona de El Nevero. En esta zona ya existen otras parcelaciones irregulares consolidadas de más antigüedad.

A la venta ilícita de las parcelas de suelo no urbanizable le ha seguido la posterior construcción e instalación de viviendas. La mayoría de ellas son prefabricadas, con el consiguiente riesgo en la salud y seguridad de las personas y el impacto medioambiental que suponen estas actuaciones ilegales. Por ello, Inspección Urbanística tramitó el procedimiento sancionador por infracción urbanística muy grave contra el parcelador, que se estaba lucrando vendiendo lotes de parcelas en suelo no urbanizable. Los técnicos se reunieron con los servicios municipales del Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra para aunar esfuerzos y evitar la consolidación de la parcelación, así como la restauración de la realidad física alterada.

Estas parcelas ilegales ya están en conocimiento de la Fiscalía

Asimismo, se pusieron los hechos en conocimiento de la Fiscalía, por cuanto las actuaciones detectadas pudieran ser constitutivas de delito contra la ordenación del territorio y urbanismo. Además, se tuvo en cuenta la apertura de diligencias previas por parte del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Alcalá de Guadaíra como consecuencia de las denuncias formuladas por la Fiscalía en este sentido.

La actuación se inició en la Inspección de la Consejería al tenerse conocimiento de una denuncia conjunta de agentes de la Delegación Territorial de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible en Sevilla y de la policía local del Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra, donde se hacía constar, además de la subdivisión del terreno en unas 130 parcelas para otras tantas viviendas, la ejecución de obras para levantar un muro perimetral, la instalación de una cancela de acceso, la construcción de viales interiores de albero compactado y la existencia de redes de abastecimiento y suministro eléctrico.

Una vez hecha la visita de inspección, se comprobó que la actuación de parcelación se estaba desarrollando y consolidando, mediante el vallado de las subparcelas creadas y de numerosas edificaciones, básicamente de carácter prefabricado, detectándose, además, un anuncio publicado en una plataforma digital con la venta de las parcelas, razones todas ellas que han justificado una pronta actuación a fin de sancionar al responsable y evitar que la parcelación urbanística se complete, minimizándose de esta forma los riesgos personales y daños ambientales que ocasiona, y evitando asimismo que puedan verse perjudicados más ciudadanos por la posible compra de los terrenos.

Deja un comentario