Hazte socio/socia del periódico y apoya el periodismo independiente y crítico en Alcalá

La portavoz del Grupo Municipal Andalucía Por Sí en el Ayuntamiento de Alcalá, Lola Aquino, ha mantenido una reunión con el portavoz del gobierno alcalareño para poner sobre la mesa “la necesidad y la urgencia” de encontrar una solución al problema de los terrenos de Tableros del Sur.

A juicio de los andalucistas “la complejidad de este asunto requiere de varias soluciones distintas. Por un lado, es urgente la limpieza de los terrenos, con escombros, basuras y restos de uralita, y por otro lado, hay que dar una solución legal para el centenar de pequeños propietarios para los que supone un enorme problema hacer frente a esta situación”, ya que recibieron las parcelas como indemnización laboral al ser despedidos por la empresa.

Es por eso que Lola Aquino propone “que las administraciones -Junta y Ayuntamiento- se hagan cargo de la limpieza de los terrenos cuanto antes, y que, al mismo tiempo, se busque una solución que no suponga un problema para los pequeños propietarios, y que permita recuperar estos terrenos para la ciudad”.

Esta es una de las posibles soluciones planteadas para solventar el problema medioambiental y reducir las consecuencias para decenas de familias alcalareñas, ya que la empresa que posee la mayoría del terreno, está “desaparecida” y no hace frente a su obligación de limpiar los terrenos.

Lola Aquino ha recordado que los andalucistas “llevamos años pidiendo una solución y la limpieza urge por el deterioro de los restos y el riesgo de contaminación por amianto con el paso del tiempo”.

Dos décadas preocupados

Los andalucistas recuerdan que llevan casi dos décadas denunciando al Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra, así como a la Fiscalía de Medio Ambiente, distintos delitos de índole ecológica y en defensa de la salud.

Como ejemplo, una de las primeras denuncias como concejal de la actual portavoz, Lola Aquino, fue en 2012, cuando alertó al gobierno de la peligrosidad del abandono del edificio de oficinas de Tableros del Sur, así como la acumulación de restos de uralita y escombros en estos solares junto a la urbanización Cruz de Marchenilla.

Asimismo, los andalucistas ya alertaban entonces del peligro que suponía la acumulación de restos y basuras, ante la creación de un vertedero más, de los muchos que plagan el término municipal alcalareño.

El historial de lucha de los andalucistas en Alcalá, y de Lola Aquino, en particular, con los delitos contra la salud y el medio ambiente es amplio y abarca, desde los vertidos al río Guadaíra, a la lucha contra la incineración en la Cementera, pasando por la contaminación del acuífero a través de purines en La Ruana, o el abandono de restos de uralita en caminos rurales.

Otro ejemplo fue la denuncia cursada por Lola Aquino ante la Fiscalía de Medio Ambiente por el vertido de restos de uralita en Cuesta Carretilla, en 2013. A raíz de aquello, la Fiscalía abrió expediente por la denuncia andalucista. Pocos meses después, los restos contaminantes habían sido retirados del lugar.

Asimismo, y ya en 2017, los andalucistas de Alcalá y Lola Aquino denunciaron los vertidos de purines en La Ruana, a cuyos vecinos estuvo mostrando su apoyo, denunciando la situación ante el Ayuntamiento de Alcalá.

También en todo este tiempo, y en buena parte como miembros de la Plataforma contra la Incineración en Los Alcores, desde el andalucismo alcalareño se ha denunciado en múltiples ocasiones las emisiones incontroladas de la fábrica de cementos y que lleva décadas afectando de lleno a los vecinos de La Liebre.

Con todo ello se comprueba que el andalucismo político en Alcalá lleva décadas unido a las luchas vecinales, medioambientales y sociales de la ciudad.