Hazte socio/socia del periódico y apoya el periodismo independiente y crítico en Alcalá

La Junta de Personal, el Comité de Empresa junto con todos los sindicatos del Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra han presentando una queja ante el Defensor del Pueblo Andaluz. Han pedido su intervención ante «el bloqueo sistemático de las Mesas  de Negociación y Comisiones Paritarias que esta llevando a cabo la Delegación de Recursos Humanos». Además, «se le pide que se garantice el ejercicio de los Derechos Fundamentales de Participación y Negociación Colectiva que se viene impidiendo de forma sistemática en el Ayuntamiento  de Alcalá de Guadaíra» según se denuncia.

Los sindicatos lamentan que «seis mesas de sobre distintos procesos de negociación, que se deberían haber finalizado ya, siguen esperando a que sean convocadas por la Delegada de Recursos Humanos Ángeles Ballesteros, alguna desde hace más de un año».

También critican que «reuniones de las comisiones paritarias de vigilancia del cumplimiento del Convenio Colectivo y del Reglamento del Personal Funcionario que debe celebrarse cada dos meses están siendo impedidas también por la Delegada desde que fue nombrada por la Alcaldesa Ana Isabel Jiménez».

Los sindicatos y órganos unitarios de representación de todos los empleados municipales denuncian también que «todos sus intentos de resolver mediante el diálogo esta situación, han fracasado de momento, incluso la petición que el 19 de marzo pasado hicieron a la Alcaldesa de que los recibieran tampoco ha sido atendida».

Los sindicatos entregan al Defensor del Pueblo las sentencias condenatorias el TSJA

Los sindicatos han manifestado también que «si alguien se cree que van a aburrirlos van dados». «Estamos dispuesto a llegar a donde haga falta porque estamos cargados de razones,  y porque los derechos de participación y negociación colectiva que la Constitución califica como fundamentales, son imprescindibles en una institución democrática como también debe ser el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra».

A la queja presentada a por los sindicatos al Defensor del Pueblo, Jesús Maeztu, se ha acompañado las cuatro últimas sentencias firmes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía,  mediante las que se condena al Ayuntamiento de Alcalá por vulneración de derechos fundamentales y que consideran muy graves, porque «además tampoco hay hasta ahora ningún propósito de enmienda».

Los firmantes de la queja manifiestan de nuevo su apuesta «por el diálogo de forma permanente» y «querer agotar todas las posibilidades de hacer entrar en razón a los responsables municipales», quienes en su opinión «deben ser ejemplares en el respeto a la participación y el ejercicio de derechos y libertades».

Deja un comentario