Hazte socio/socia del periódico y apoya el periodismo independiente y crítico en Alcalá

A fin de evitar una mayor propagación de la Covid-19, las administraciones públicas están adoptando medidas de restricción de la movilidad y de los horarios de actividades comerciales, que permiten limitar las concentraciones sociales. Estas medidas, junto al refuerzo de la sanidad pública, se han demostrado necesarias para frenar que se multipliquen los nuevos contagios, que después se traducen en nuevas hospitalizaciones y fallecimientos. Sin embargo, estas medidas traen consigo, inevitablemente, enormes pérdidas en negocios y comercios, un aumento del desempleo y el cierre de muchas empresas.  

Andalucía va a recibir de los fondos REACT-EU 1.880 millones de euros (el 80% de ellos en este 2021), que no han sido recogidos en los Presupuestos de la Junta de Andalucía recientemente aprobados. Esta es la asignación que corresponde a la comunidad, la que más fondos recibirá de todas, tras el reparto realizado por parte del Gobierno central. Para Adelante, “es fundamental que se pongan estos recursos a disposición de la ciudadanía para paliar la situación de miles de familias, pymes y autónomos andaluces” y “es momento de apostar por nuestra gente, no regatear esfuerzos y ayudar a la reactivación de la economía andaluza”.

Hasta ahora, según Adelante, “el Gobierno de la Junta de Andalucía no ha ido al compás de lo que la realidad le ha demandado. Es más, ni siquiera por parte de la Junta de Andalucía se ha hecho un esfuerzo económico para acompañar o completar las medidas excepcionales que desde el Gobierno Central se han ido adoptando y que siguen vigentes, como es la herramienta de los ERTES, que se ha demostrado como un mecanismo indispensable para salvaguardar buena parte del empleo en nuestro país, o los subsidios a autónomos por cese de actividad. Aún siendo insuficientes, con muchas deficiencias en su gestión como el Ingreso Mínimo Vital”.

Además, según esta formación, “las convocatorias de ayudas impulsadas por la Junta de Andalucía, que contemplan ayudas de 1.000 euros a Pymes y autónomos, son ampliamente insuficientes para proteger al tejido empresarial andaluz, caracterizado de hecho por estar mayoritariamente conformado por pequeñas empresas y autónomos”.

También recuerdan que este Ayuntamiento, con el apoyo de todos los grupos que componen la Corporación ha realizado en términos económicos casi la misma apuesta que la propia Junta de Andalucía, con ayudas de 1000 euros a los autónomos que tuvieron que bajar sus persianas, abriendo nuevas líneas de ayuda a colectivos como el taxi, mercadillo, pymes, etc. con cuantías similares. Adelante tiene claro que es fundamental ayudar a todo el tejido productivo en mayor o menor medida dentro de las competencias de cada cual.

Así, la convocatoria de ayudas aprobada en diciembre, con una consignación de 80 millones de euros, estaba financiada con fondos recibidos del Estado, y la convocatoria de ayudas aprobada en enero, con una consignación de 46 millones de euros, con Fondos FEDER.

En el ejercicio de 2020, el Gobierno andaluz ha dejado de invertir, a fecha de octubre, 688 millones de euros. En el presupuesto para el año 2021, en el que las transferencias por parte del Estado han crecido un 13% (1.400 millones de euros más que el año anterior), el Gobierno andaluz reserva 450 millones de euros para tener recursos frente a la evolución de la pandemia.