Hazte socio/socia del periódico y apoya el periodismo independiente y crítico en Alcalá

Las obras de adecuación de redes y reurbanización de la calle Barcelona, una de las principales vías del sureste de Alcalá de Guadaíra, han comenzado este jueves 4 de febrero y supondrán un cambio importante para los habitantes del distrito. Desde una mejora en el saneamiento y abastecimiento de los barrios de la zona, hasta una renovación y modernización total del entorno urbano, tanto en relación a la circulación rodada, con mayor visibilidad, fluidez y seguridad, como para el paseo, con circuitos peatonales continuados y más accesibles, haciéndolos igualmente más habitables y estéticos, recuperando espacios obsoletos o degradados.

La primera parte de la obra será la actuación por parte de Emasesa para la renovación de la red de abastecimiento y saneamiento de la calle Barcelona, con una mejora del colector de la zona. Se demolerá el pavimento para la canalización de las nuevas tuberías (más de 500 metros en total), válvulas, imbornales y actuación sobre las acometidas existentes. Una inversión de más de 133.000 euros.

Esta intervención afectará al tránsito peatonal y rodado en la zona que irá evolucionando según avancen las obras que tienen un plazo de 12 semanas.

Al término de las mismas, el Ayuntamiento comenzará su actuación sobre el entorno con dos proyectos, la reurbanización de esta calle y su intersección con Tren de los Panaderos, y la actuación de mejora de pavimentación y uniformidad en los exteriores de la Harinera.

Concretamente, con el proyecto municipal se acometerá la construcción de una nueva rotonda que regulará el tráfico en el cruce de la avenida Tren de los Panaderos con calle Barcelona, junto al recinto ferial. El proyecto reordenará el urbanismo de la zona y dotará de seguridad y fluidez un punto con un importante tránsito de vehículos por la proximidad de instalaciones públicas y barrios como los Cercadillos, los Panaderos y avenida Santa Lucía.

La construcción afecta a una superficie clasificada como suelo urbano consolidado de unos 960 metros cuadrados. Además de regular el tráfico, se van a mejorar los espacios de confluencia de ambas calles, con la adaptación de los acerados a las nuevas necesidades y la creación de nuevas plazas de aparcamiento en la avenida Tren de los Panaderos. También se mejorará la señalización del itinerario peatonal accesible que orientará a las personas con discapacidad visual y conectando todos los espacios principales entre sí y con el entorno.

La construcción de una rotonda en este punto es posible a partir del acuerdo de expropiación de un inmueble en la calle Barcelona con Tren de los Panaderos calificado como dotación local para viario y zona verde según el PGOU vigente.

El proyecto, con un presupuesto de 190.000 euros, propone la implantación de un muro con acabado de gran calidad estética para el talud existente, así como jardineras en el nuevo acerado y césped natural en el interior de la glorieta, con su correspondiente red de riego, junto a un mástil metálico, como mejora paisajística y del medio ambiente. También se va a ampliar la red para drenaje de las aguas pluviales mediante la instalación de nuevos imbornales y pozos de registro.

Asimismo, se va a dotar a la rotonda de una nueva red de alumbrado público con columnas y luminarias que sustituirán a las existentes, adaptándose a las condiciones derivadas de la nueva intersección entre las calles afectadas.

Los trabajos tendrán una duración de tres meses y se complementarán con la intervención en los exteriores de La Harinera para la mejora de la circulación peatonal, con eliminación de barreras físicas, regularización y uniformidad de pavimentos y calzadas, creación de pasos peatonales y mobiliario urbano.

Francisco Amador

Licenciado en Periodismo. Actualmente La Voz de Alcalá, Sevilla Actualidad y En Andaluz. Antes en Localia TV y El Correo de Andalucía.