La subida constante de la incidencia del COVID-19 en Alcalá no detiene las botellonas en el municipio, que siguen teniendo lugar pese a las advertencias policiales.

Desde el perfil en redes de la Policía Local compartían este sábado la imagen de diversas botellas de bebidas alcohólicas incautadas durante la tarde, denunciando que se han tenido que realizar diversos desalojos de lugares de reunión para beber alcohol y realizando más de 40 propuestas de sanción por incumplimiento de las medidas sanitarias contra el coronavirus.

“Con la tasa de incidencia por COVID-19 en casi 700, esto es lo que nos encontramos”, lamentaban, “responsabilidad es una palabra que debería estar ahora más presente que nunca”.