Hazte socio/socia del periódico y apoya el periodismo independiente y crítico en Alcalá

La Plataforma Cívica Salvemos el Guadaíra ha comunicado nuevamente al Ayuntamiento la existencia de varios vertederos cercanos al cauce de nuestro río y de su entorno. Estos focos de acumulación de residuos provocan una contaminación del medio natural y una pésima imagen de la ciudad.

La Plataforma en su escrito  enumera cuatro vertederos localizados en el tramo de ribera comprendido entre la biblioteca “Editor José Manuel Lara” y el edificio de “La Adufe”. La mayoría de ellos han sido denunciados con anterioridad y en reiteradas ocasiones ante el Ayuntamiento sin que hasta el momento hayan sido erradicados y ello a pesar que, la gestión y tratamiento de los residuos es de competencia municipal.

Salvemos el Guadaíra describe en su comunicado como primer vertedero el situado en la calle Cadoso en plena ribera, a escasos metros de la biblioteca municipal y frente a La Retama. En otoño e invierno es más visible desde el margen izquierdo del río, desde el barrio de “La Nocla”. Los residuos son domésticos de todo tipo y casi la totalidad caen directamente al cauce debido a la pendiente. En este punto se ha llegado a observar hasta un colchón arrojado a la ribera.

Un segundo vertedero está ubicado junto a la Torre del Homenaje del castillo. Es visible desde la margen izquierda del río y el puente del dragón y sus aledaños. Las basuras están amontonadas cerca de unas chumberas que sirven de soporte e impiden que se precipiten directamente al cauce. Entre los residuos se distinguen restos de podas, electrodomésticos, latas, botellas y plásticos.

El tercer vertedero se concentra en los bosquetes de eucaliptos localizados en las cercanías del puente del dragón y el cerro Villalba. Los residuos predominantes son: botellas y bolsas de plástico, latas y botellas de vidrio. La cantidad de envases esparcidos es muy elevada.

Un cuarto foco se halla junto al corredor verde paralelo al río Guadaíra, concretamente, en el tramo comprendido entre el molino de Realaje y las instalaciones de Emasesa y ya pasada La Adufe. En este espacio hay una gran acumulación de planchas de fibrocemento (uralita). Éstas se hallan junto a una edificación antigua que se encuentra prácticamente destruida. Se pueden observar desde el mismo camino pudiéndose contabilizar más de una veintena. En la parte trasera de la edificación hay muchos más fragmentos del material citado.

La Plataforma Cívica “Salvemos el Guadaíra” considera que la erradicación de estos vertederos es una tarea prioritaria y urgente para evitar la contaminación que generan y posibilitar que los ciudadanos puedan disfrutar plenamente de las riberas que están catalogadas como Monumento Natural. La Plataforma solicita que se realicen las gestiones oportunas para que estos cuatro vertederos sean eliminados así como se tomen las medidas necesarias que impidan su aparición posterior.

Francisco Amador

Licenciado en Periodismo. Actualmente La Voz de Alcalá, Sevilla Actualidad y En Andaluz. Antes en Localia TV y El Correo de Andalucía.

Deja un comentario