Hazte socio/socia del periódico y apoya el periodismo independiente y crítico en Alcalá

El entorno natural del Molino de la Aceña ha sido el lugar elegido para localizar un novedoso sistema de análisis de control de la calidad de las aguas del río Guadaíra que permite el monitoreo en continuo. 

Tras inspeccionar la zona y ver cómo han quedado las últimas actuaciones de limpieza y desbroce que se han acometido junto al Molino, los técnicos de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), acompañados por el técnico municipal de Medioambiente y por el delegado municipal, Pablo Chain, han accedido con sus equipos de medición al interior de la Aceña. Allí han realizado las primeras comprobaciones para la instalación en las próximas semanas de un novedoso sistema de análisis en continuo que permitirá incrementar el seguimiento y control de la calidad del agua del río Guadaíra.

Se trata de una experiencia piloto que la CHG pondrá en marcha en el transcurso del río Guadaíra a su paso por la zona urbana, convirtiendo a Alcalá en la primera ciudad de Andalucía con una estación de estas características. Contará con sensores de última generación contactados a la red de telefonía móvil y con posibilidad de funcionar sin necesidad de conexión a la red eléctrica midiendo de continuo parámetros fundamentales para determinar la calidad de las aguas del Guadaíra para la detección temprana de episodios de vertidos o contaminación.


Se podrá consultar en tiempo real el estado actual de la calidad del agua y servirá de base para la adopción de estrategias para combatir la contaminación, vigilar y controlar el efecto de cualquier emisión de sustancias contaminantes, así como evaluar la efectividad de las medidas adoptadas para el control mediante estudios de evolución de las series históricas de datos analíticos.