Portada » La crisis interna del PP complica la moción de censura de Jiménez
La oposición, excepto la edil de C´s, Rosa Carro, que prefirió no escenificar su apoyo a la propuesta/ LVA
Noticias

La crisis interna del PP complica la moción de censura de Jiménez

 

La crisis interna en el PP de Alcalá de Guadaíra complica las opciones de que la oposición presente una moción de censura contra el gobierno socialista de Ana Isabel Jiménez. Los grupos de la oposición vienen trabajando en esta posibilidad desde hace unos días, según ha podido confirmar La Voz de Alcalá, con la implicación de los ediles populares.

El PP de Sevilla, al tener conocimiento de la estrategia que estaban dibujando sus concejales en Alcalá, salió al paso con un comunicado en el que rechazaba la moción de censura y afirmaba que «van a seguir respetando el gobierno de la lista más votada en las pasadas elecciones municipales» y que «seguirán trabajando desde la oposición». Por su parte, el edil popular Francisco Bautista, ha asegurado a La Voz de Alcalá que «el partido ha actuado de forma improcedente», dado que la moción de censura no se ha hecho pública.

Esta posibilidad cogió fuerza el pasado viernes 9 de febrero, después de que la oposición en bloque solicitara un Pleno extraordinario, que se celebra el 15 de febrero para debatir sobre el estado de la ciudad, ante la «parálisis del gobierno socialista» que vio cómo le tumbaban dos modificaciones presupuestaria de 3,5 millones debido «al incumplimiento» del acuerdo político para asumir la gestión de Innovar.

El edil popular Francisco Bautista, en representación de los grupos de la oposición –PP, Alcalá Puede, IU-AA, PA, C´s y los ediles no adscritos Juan Luis Rodríguez y Jésica Garrote-, afirmó que «hay que poner encima de la mesa cuáles son las carencias de la ciudad, las dificultades por las que está pasando y los problemas que tiene». Una vez analizado, «hay que poner los remedios y estamos dispuestos a llegar a donde haga falta».

De momento, los portavoces de los grupos de la oposición sólo han anunciado la petición del debate del estado de la ciudad en un Pleno extraordinario y dejaron la puerta abierta a cualquier medida si el gobierno de Ana Isabel Jiménez no cambia de rumbo. «Se contemplan todos los escenarios» y «queremos llamar la atención al gobierno para hacerles ver que no podemos continuar así, o toman medidas o las tomamos nosotros, no vamos a continuar impasibles ».

En cuanto al contenido del Pleno, la portavoz andalucista Lola Aquino, afirmó que «hay que evidenciar en el debate político el desgobierno que está viviendo la ciudad» y que «habrá que tomar tantas medidas como sean necesarias ». Por su parte, la edil no adscrita Jésica Garrote, aseguró que «se inicia un periodo para abrirle los ojos al gobierno» y culpó a Jiménez de conseguir lo que no consiguió el exalcalde Antonio Gutiérrez Limones: «unir a la oposición en contra de la gestión del gobierno».

El gobierno local pide responsabilidad

El gobierno acusó a la oposición de «mentir» sobre la situación de la ciudad y afirmó que «Alcalá se encuentra funcionando con normalidad». Asimismo, acusó al PP de liderar a los grupos de la oposición y hacer «campaña electoral, con la única finalidad de desgastar al gobierno » para lo que «se coaliga con tránsfugas de distintos grupos, que están creando nuevos partidos, y con otros grupos políticos de principios ideológicos opuestos a los suyos». Los socialistas han pedido «responsabilidad» y «no alarmar con falsedades sobre la gestión municipal ».

Sin embargo, acusa al gobierno de estar recurriendo a la estrategia del «chantaje» y advirtieron que «están llamando a empresas que tenía comprometido eventos en el auditorio Riberas del Guadaíra para cancelarlos y culpar a la oposición».

Ana Isabel Jiménez señaló, tras ser obligada a convocar el Pleno extraordinario, que «no tiene ningún problema en debatir, dado que es la primera interesada en poner de manifiesto el estado real de Alcalá, a pesar del bloqueo de la oposición» y dijo estar dispuesta al diálogo con todos los grupos señalando que «sus puertas están abiertas para cualquier tema que quieran tratar con ella». Sin embargo, los portavoces tenían solicitada por escrito una reunión con Jiménez que nunca se produjo, aunque sí llamó a la edil popular Carmen Rodríguez Hornillo para una reunión privada, que fue cancelada ante la intención de acudir con el resto de portavoces.

Por último, Jiménez solicitó a la oposición «que no amenacen más» con la moción de censura porque «tendrán que explicar a los ciudadanos cómo desde partidos tan contrarios se articula un proyecto coherente y que dé estabilidad a la ciudad, que es precisamente lo que la ciudad necesita».

Cabe destacar que la edil de Ciudadanos, Rosa Carro, a pesar de suscribir la propuesta de la oposición, prefirió no escenificar su apoyo y rechazó aparecer en la fotografía junto al resto de concejales de la oposición. La presidenta del PP alcalareño, Sandra González, pidió a Ciudadanos que «no pase de puntillas ante los problemas de los ciudadanos y que sean contundentes. Han demostrado que les importa más su pacto de gobierno en el Parlamento que los vecinos».

Sobre el autor

Francisco Amador

Francisco Amador

Licenciado en Periodismo. Actualmente en Sevilla Actualidad y La Voz de Alcalá. Antes en Localia TV y El Correo de Andalucía.

Escribir un comentario

Escribir un comentario

El tiempo

tiempo.es