Hazte socio/socia del periódico y apoya el periodismo independiente y crítico en Alcalá

Nuevo diseño del logotipo de La Voz de Alcalá

Súmate a los canales de alertas móvil de La Voz de Alcalá. Estamos en WhatsApp y Telegram. Entra y entérate de todo al instante.

Los andalucistas llevan meses avisando al gobierno de «su falta de dedicación a las relaciones con los grupos políticos, del trato discriminatorio y de la falta de información y de respeto a los portavoces municipales» y «piden al gobierno que reflexione profundamente y frene la escalada de tensión».

El Grupo Municipal de Andalucía Por Sí en el Ayuntamiento, lleva meses advirtiendo al gobierno de PSOE y Ciudadanos del «gravísimo deterioro de las relaciones institucionales entre los grupos políticos presentes en la institución».

Tanto en público como en privado «hemos advertido al portavoz del gobierno, Jesús Mora, de que la deriva autoritaria y discriminatoria que el gobierno tiene con los grupos de la oposición no es buena para nadie», y que «debe invertir más tiempo en el diálogo y el suministro de información para que la situación vaya a mejor». Sin embargo, «el empeoramiento del clima ha tocado un nuevo techo en la Junta de Portavoces celebrada este pasado jueves en el plenario municipal, donde se vivieron momentos de mucha tensión, completamente innecesarios y que sólo sirven para alejar posturas, multiplicar los problemas de Alcalá y prescindir de todo razonamiento constructivo».

Trato discriminatorio y falta de información

Cabe señalar que en los últimos meses, los grupos políticos de la oposición han tenido que enfrentarse a la prohibición de uso de la sala de prensa municipal por no portar los emblemas que, «a juicio de Mora, debemos llevar en exclusiva los grupos de la oposición, pero no los del gobierno», señala AxSí. «Prefieren adueñarse del emblema institucional que es de todos los ciudadanos». 

«También hemos tenido que ver cómo, de manera sistemática, no se nos entrega documentación municipal que consideramos necesaria para poder realizar nuestra labor, y que nos estamos viendo obligados a solicitar a través de procedimientos judiciales. Como ejemplo, en la Junta de Portavoces este grupo solicitó una documentación que el gobierno se comprometió a entregar el pasado otoño y que varios meses después, aún no ha sido facilitada”.

También la pasada semana «hemos comprobado cómo el portavoz del gobierno ha invitado al acto de inicio de las obras del nuevo instituto a unos grupos de la oposición, pero no a otros, en un claro uso partidista de la propia institución y de la ciudad. Todo ello en función de si apoyan o no determinadas acciones del gobierno de PSOE y Ciudadanos». 

Como ejemplo el mismo portavoz del gobierno llegó a afirmar en un pleno que pedir información municipal es “querer lo bueno de estar en el gobierno, pero estando en la oposición”, lo que deja a las claras la actitud del gobierno sin rubor alguno. El gobierno de Alcalá de Guadaíra, en estos meses, ha llegado a invitar o no a cargos públicos a actos y espacios institucionales en función de la ideología política, algo que contraviene los mismos principios fundamentales de la Constitución Española de 1978, en un clarísimo ejemplo de sectarismo y autoritarismo.

Esta actitud del gobierno no sólo se produce con los grupos de la oposición, sino que va más allá y la viene repitiendo y ampliando a sindicatos municipales, empresarios locales, entidades sociales y culturales y hasta a vecinos de la ciudad.

AxSí ha buscado el entendimiento entre la corporación

Desde Andalucía Por Sí se ha intentado en numerosas ocasiones ayudar al gobierno a entender que la responsabilidad de los grupos de la oposición es la de fiscalizar la gestión del gobierno, es decir; analizar e investigar la gestión pública, denunciar lo que no se está haciendo bien y aportar en aquello que puede ser mejorable. 

Sin embargo, desde PSOE y Ciudadanos, «tienen una actitud hacia el resto de grupos que roza la falta de respeto con un descarado uso partidista de lo que es de todos. Este tipo de situaciones no pueden permitirse ni tolerarse en una institución democrática como el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra».

Este grupo municipal siente «auténtico bochorno por la actitud tan infantil e irresponsable del gobierno municipal que, en mitad de una pandemia, y ante una situación de crisis donde los vecinos y vecinas de Alcalá necesitan toda la atención del gobierno más caro de la historia de la ciudad, este solo tenga tiempo para iniciar guerras absurdas con los grupos de la oposición o los sindicatos municipales. Es un claro ejemplo de lo que no se debe permitir un gobierno responsable».

Por todo ello, desde el Grupo Municipal de Andalucía Por Sí, alertan nuevamente a la alcaldesa, Ana Isabel Jiménez, al portavoz del gobierno, Jesús Mora, y a la teniente de alcaldesa, Rosa Carro, que «de no dar un cambio radical a sus comportamientos y a su trato discriminatorio, la situación solo empeorará y acabará en una cascada de expedientes judiciales en los juzgados de Alcalá. Y todo por no asumir que la oposición debe cumplir su función: fiscalizar y controlar al gobierno».

Francisco Amador

Francisco Amador

Licenciado en Periodismo. Actualmente La Voz de Alcalá, Sevilla Actualidad y En Andaluz. Antes en Localia TV y El Correo de Andalucía.

Deja un comentario