Partículas de clínker . Lva
Noticias

Las emisiones de la cementera llegan al Defensor del Pueblo

Los vecinos de la barriada de La Liebre denuncian la dificultad para vivir.

Los vecinos de la barriada de La Liebre han presentado una queja ante el Defensor del Pueblo Andaluz «hartos de las constantes y cada vez mayores emisiones de la cementera Portland Valderrivas que llevan sufriendo años ante la pasividad de la empresa, así como del Ayuntamiento y la Junta de Andalucía», ha denunciado la Plataforma No a la Incineración de Residuos en Los Alcores.

Los vecinos denuncian a través de la Plataforma que llevan años sufriendo las emisiones de clínker de la cementera ubicada a escasos 100 metros las casas. Estas emisiones «nos hacen muy difícil la vida cotidiana», lamenta. En este sentido explican que les ocasionan suciedad y desperfectos en las propiedades y afectan muy negativamente a la salud». En este sentido, explican que «hay 15 vecinos enfermos de cáncer en un barrio de 70 viviendas».

Los vecinos insisten en que reiteradamente han acudido a la fábrica para mostrar el malestar y la preocupación existente en la barriada, pero «esta hace oídos sordos». «También sufrimos la inacción del Ayuntamiento y de la Junta de Andalucía ante denuncias públicas», critican. Por si no fueran suficientes las emisiones habituales, son constantes las averías que «en lo que va de año se han multiplicado», se quejan.

Indefensión

«La fábrica no da explicación alguna ni avisa para que puedan adoptar las medidas para proteger la salud»

También lamentan que la fábrica «no da explicación alguna ni avisa para que puedan adoptar las medidas oportunas para proteger salud» y «lo mismo sucede con las instituciones mencionadas con anterioridad, con lo cual sufrimos una total y absoluta indefensión».
Los vecinos relatan que en el barrio hay un colegio donde el clínker se deposita en el patio de recreo con el correspondiente peligro para la infancia, según reflejan en su escrito.

Debes leer  La Diana Floreada anuncia la llegada de los Reyes Magos

En la noche del 17 de diciembre, los vecinos volvieron a advertir de lo que califican «una práctica habitual» por parte de la cementera: «quemar a partir de la media noche, cada jueves, llenando el barrio de humo y olor a residuos y plásticos quemados».

Por su parte, Alwadi-ira ha puesto en conocimiento del Ayuntamiento las emisiones de residuos procedentes de la fábrica de Portland Valderrivas que está soportando el vecindario de La Venta La Liebre.

En su escrito indica que desde hace unas tres o cuatro semanas las emisiones ocurren todos los días, sobre todo por la noche, y son mucho mayores, en cuanto a cantidades de polvo depositadas. «El vecindario está muy preocupado e indignado y ha hablado varias veces con el responsable de medio ambiente de la fábrica», explican.

La Plataforma le ha solicitado que el Ayuntamiento pida con carácter de urgencia a la Delegación Territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de Sevilla con competencias en Medio Ambiente, una inspección medioambiental, de oficio y urgente de la fábrica de cementos Portland Valderrivas para aclarar los motivos de estas emisiones y evaluar los posibles daños ambientales que está causando en la población limítrofe.

Sobre el autor

La Voz de Alcalá

La Voz de Alcalá

Escribir un comentario

Escribir un comentario

El tiempo