Hazte socio/socia del periódico y apoya el periodismo independiente y crítico en Alcalá

La portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento, Sandra González, ha exigido al equipo de Gobierno de PSOE y Ciudadanos “que deje de echar balones fuera y ponga, de una vez por todas, todos los medios a su alcance para evitar continúen las okupaciones ilegales de viviendas en Alcalá”, un problema que va en aumento “ante la falta de contundencia y absoluta permisividad en este asunto que muestra tanto la alcaldesa Ana Isabel Jiménez (PSOE) como María José Morilla (Ciudadanos), delegada responsable de la seguridad ciudadana”.

“El pasotismo que el Gobierno de Jiménez tiene en este asunto tan delicado, está generando además un efecto llamada, por lo que las okupaciones y los intentos de okupar viviendas se han multiplicado en los últimos tiempos”, como ha señalado González, quien denuncia que “fuera de nuestra localidad la imagen que se tiene de Alcalá es la de que aquí no pasa nada si se okupa una vivienda ilegalmente”. El asunto es aún más sangrante, pues hay casos en los que el propio Ayuntamiento ha sido el encargado de facilitarse el acceso a la luz y al agua a okupas.

La portavoz popular ha realizado estas declaraciones tras la visita que ha realizado a la Plaza del Derribo y al barrio de las Corachas, donde el problema de la okupación está muy presente como, por desgracia, en otras muchas zonas de Alcalá. No en vano, hace sólo unos días una joven de sólo 18 años denunciaba en redes sociales la persecución y el acoso que había sufrido por parte de un okupa de esa zona que, para más inri, se encuentra viviendo de manera ilegal en una vivienda que es propiedad del Ayuntamiento.

González ha podido conocer de primera mano el miedo a sufrir un atraco o una agresión de muchos de los vecinos y comerciantes de esta parte de la localidad. “Es indignante que un comerciante no pueda dejar siquiera abierta la puerta de su establecimiento o un vecino el portal de su casa, por el miedo que tienen a los okupas, y ver como desde el Ayuntamiento no se hace nada al menos para que no campen a sus anchas por Alcalá”.

“Jiménez y Morilla deben mojarse y decirle a los alcalareños si están del lado de los ciudadanos o, como parece ser, del lado de quienes okupan ilegalmente una vivienda, creando graves problemas de convivencia y seguridad por toda la ciudad”, ha sentenciado González.

González ha tendido la mano a Jiménez y al resto de grupos de la oposición para “sentarnos, y no levantarnos de la mesa, hasta encontrar la soluciones necesarias para frenar las okupaciones de viviendas en Alcalá y devolver a los vecinos la seguridad y tranquilidad que nunca debieron perder por culta de esta problemática”.