María Jesús Campos registró el pasado viernes 2 de febrero su dimisión como concejala socialista y delegada de Educación, Biblioteca y Universidad Popular, además de delegada del Distrito Este de la ciudad. Esta se produce tras las renuncias de los dos tenientes de alcalde de la alcaldesa Ana Isabel Jiménez hace menos de dos meses.

Campos señaló que su salida como edil se producía para «centrarse en su responsabilidad como directora de IES Al-Guadaíra».

En su carta de dimisión, Campos mostró su agradecimiento a la agrupación socialista alcalareña, en cuya lista concurrió como número cinco en las últimas elecciones municipales.

Asimismo, Campos reconoció en su carta que ha sido una época «difícil y llena de cambios en la Corporación y multitud de problemas que resolver en materia de Educación». La exedil socialista señaló que «tras mucho reflexionar, esta etapa de mi vida debe cerrarse. No por la sobrecarga de trabajo que conlleva compatibilizar las obligaciones como delegada y directora del IES Al- Guadaíra, sino porque en este momento esas dos facetas han dejado de ser compatibles».

Tensión por el nuevo IES

María Jesús Campos señaló directamente a la necesidad del nuevo Instituto de Enseñanza Secundaria, afirmó que «se avecinan tiempos difíciles para los IES de Alcalá » y apuntó a las «decisiones difíciles para los equipos directivos».

En este sentido, la exedil resaltó que «su deber principal es en estos momentos estar al lado de mis compañeros y luchar por los intereses de mi centro».

Con la formalización de su dimisión, la alcaldesa alcalareña, Ana Isabel Jiménez, deberá llevar a cabo una nueva remodelación de gobierno para que la edil socialista que se va a incorporar al Pleno municipal asuma las competencias que deja vacantes María Jesús Campos como delegada municipal de Educación, Biblioteca, Universidad Popular y como responsable del Distrito Este.

La alcaldesa expresó en relación a la dimisión que «una vez más se demuestra la solvencia y honradez de quienes han conformado el equipo de gobierno municipal de anteponer los intereses generales de la ciudad a los suyos personales, dando un paso atrás si tienen dudas sobre si su dedicación es la que necesita una gran ciudad como la nuestra ». Para Jiménez «Campos ha demostrado su entrega a la comunidad educativa de Alcalá y los resultados de su gestión son evidentes» y agradeció que «desde su independencia, haya compartido y trabajado en el modelo educativo de ciudad ».

Quinta dimisión

Con la salida de María Jesús Campos Galeano, el Grupo Socialista del Ayuntamiento suma ya cinco dimisiones.

Las primeras fueron las del exalcalde Antonio Gutiérrez Limones, y su número dos, Miriam Burgos, en 2016. Tras ellos, y ya con Jiménez como alcaldesa, se produjeron a finales del pasado año, las renuncias de sus dos tenientes de Alcaldesa, Salvador Escudero y Elena Álvarez, ante el «desacuerdo» con las formas de gobernar de Jiménez.

Una vez realizada una remodelación de gobierno con la incorporación de Rocío Bastida – afín a Jiménez- y Casimiro Pando -más cercano a las tesis de Limones-, la alcaldesa alcalareña se ve obligada de nuevo a remodelar el gobierno de Alcalá, cuando apenas ha transcurrido un mes y medio desde su última reorganización.

Reconocimiento

María Jesús Campos asistió el pasado martes 6 de febrero a su último pleno como concejala socialista y delegada de Educación, Bibliotea y Universidad Popular. A pesar de la tensión vivida durante la sesión plenaria entre la oposición y el gobierno, los compañeros de Corporación la despidieron con una ovación. Además, la alcaldesa Ana Isabel Jiménez le agradeció su labor publicamente.

Mariángeles Ballesteros Núñez, número 14 en la lista electoral socialista en las elecciones de 2015, será la sustituta de Campos, según han confirmado fuentes del gobierno local. Por el momento se desconoce la fecha de la toma de posesión.