Hazte socio/socia del periódico y apoya el periodismo independiente y crítico en Alcalá

El voto de calidad de la alcaldesa impide la evaluación de las políticas públicas y la redacción de un Plan Municipal COVID para actuar frente a la pandemia en un ejemplo de autocomplacencia y falta de humildad

El voto de calidad de la alcaldesa de Alcalá impidió en el pleno de octubre realizar una evaluación de las políticas públicas desarrolladas durante la primera ola del COVID-19 como pedía Andalucía Por Sí. La propuesta contó con el voto a favor unánime de toda la oposición y fue el voto de calidad de la alcaldesa el que impidió el desempate de la alcaldesa para que no se revise la efectividad de las medidas tomadas y se enmarquen en un Plan Municipal frente al COVID-19.

La iniciativa perseguía una evaluación de las medidas llevadas a cabo, y su inclusión en un Plan municipal que permita al gobierno reaccionar con mayor agilidad a las necesidades que puedan surgir en siguientes olas del virus. Sin embargo, la delegada de Servicios Sociales y Salud, Virginia Gil, no encajó bien la propuesta porque a su juicio “el gobierno va gestionando bien cada día los problemas que van surgiendo”. En su opinión “la gestión, se hizo bien, y se seguirá haciendo bien” porque según ella, su gobierno “no improvisa, gestiona”.La delegada olvidó en su intervención que una de las cuestiones fundamentales y básicas de cualquier oposición, y de cualquier gestión pública es la evaluación y corrección de las distintas políticas públicas llevadas a cabo, aún más si esta gestión se produce en medio de una pandemia global.

Con una actitud poco dialogante y autocomplaciente, el gobierno ha evitado evaluar su propia gestión, despreciando uno de los principios básicos para mejorar la gestión pública: la evaluación y corrección.

Esto supone, a juicio de Andalucía Por Sí, “un ejercicio de arrogancia y falta de humildad que ningún gobernante en su sano juicio puede permitirse, porque nadie hace todo bien. Y mucho menos un gobierno, sin plan alguno, y en medio de una crisis sin precedentes. Por eso es tan importante evaluar la gestión realizada, para insistir en lo que ha funcionado y cambiar aquello que no”.

Desde AxSí lamentan “la altivez de la delegada y la nula disposición a mejorar en el futuro” por lo que le piden “más respeto por la ciudadanía y por las personas que no comparten sus ideas, su visión del mundo, ni su preocupante autocomplacencia en la gestión pública”.

Francisco Amador

Licenciado en Periodismo. Actualmente La Voz de Alcalá, Sevilla Actualidad y En Andaluz. Antes en Localia TV y El Correo de Andalucía.