Hazte socio/socia del periódico y apoya el periodismo independiente y crítico en Alcalá

‘Albero en cartel’, abierta hasta el 18 de octubre en la Casa de la Cultura, muestra los carteles anunciadores de las actividades organizadas  por el centro educativo desde que abrió sus puertas en 1989.

El IES Albero de Alcalá de Guadaíra ha cumplido 30 años y más allá de su actividad docente, su amplia vida artística, literaria, cultural, de teatro, cine, de promoción de las señas de identidad local no sólo ha llenado de contenido el centro, sino que ha traspasado sus muros llegando a la ciudadanía como todo un movimiento cultural. La muestra se inauguraba el pasado jueves 8 de octubre con la presencia del Delegado municipal de Educación, José Luis Sarrión, y diversos representantes de la Corporación, junto a parte del equipo docente de estos años, entre ellos los artistas Javier Hermida y Rafael Cerdá, encabezado por la directora actual, María Fernández.

Los organizadores del evento en el día de su presentación / IES Albero

El IES Albero nació en 1998 como Instituto de Bachillerato nº 2, complementando la oferta de Bachillerato y COU en la localidad, enseñanzas impartidas hasta entonces y de manera exclusiva por el IB Cristóbal de Monroy, instituto en el que estudió gran parte del colectivo de profesores alcalareños y que hoy está en activo. Hasta su emplazamiento definitivo en el edificio actual, en el curso 1989-1990, el centro funcionó de manera provisional en el propio Cristóbal de Monroy (curso 1987-1988) y en el Colegio Público Pedro Gutiérrez (curso 1988-1989).

“Albero en cartel’, que será visitable hasta el 18 de octubre en la Casa de la Cultura, muestra en este formato el esfuerzo, la dedicación y el empeño que toda la comunidad del IES Albero le ha dedicado a estos proyectos culturales, y que han hecho que este instituto haya traspasado fronteras. Han sido muchas las figuras relevantes de todos los campos, (literario, científico, político y artístico) que han pasado por sus aulas para dar conferencias y charlas al alumnado, tales como Alfonso Guerra, Fernando Savater, Elvira Lindo, José Antonio Marina, Antonio Fraguas “Forges”, Camilo José Cela Conde, Fernando Iwasaki, Juan Pérez Mercader, Carlos Álvarez, Bernat Soria, Haze, Micaela Navarro, José Chamizo, Ana Lavatelli, Salvador Compán, Eduardo Jordá, Eva Díaz, Andrés Neuman, Ricardo Amils, Ángeles López, Care Santos, Carlos Colón, Fernando Marías, José Carlos Carmona, Fernando Vicente, Álvaro Begines, Cesáreo Estébanez, Antonio Dechent, Alfonso Zurro, Jesús Maeso, Karmelo Iribarren, Félix Chacón o Manuel Vilas. Los carteles que se exponen en la muestra han sido elaborados por el profesor y artista Javier Hermida, que ha sabido plasmar con sus composiciones el espíritu de cada una de estas actividades: charlas, encuentros literarios, proyectos, actividades culturales, visitas, jornadas, talleres, exposiciones, ferias, semanas temáticas, creando un cartel único para cada ocasión.

Asimismo, el instituto Albero también ha organizado en su sala de exposiciones una gran variedad de muestras de pinturas, esculturas y grabados de artistas profesionales a lo largo de estos 30 años, exposiciones todas ellas organizadas por el profesor y artista Rafael Cerdá, y que en la muestra también queda representada.

Mención especial merece la publicación del libro “Elogio de la Palabra”, un proyecto de fomento de la lectura, que se llevó a cabo con la colaboración de más de 250 escritores, científicos, músicos, académicos, políticos, profesores, antiguos alumnos, artistas gráficos e ilustradores, y cuyo cartel correspondiente también forma parte de la muestra. El libro recibió el Premio Nacional de Bachillerato Santillana y el Premio al Mérito Educativo de la provincia de Sevilla, éste último otorgado por los medios de comunicación.

Para la dirección del centro, esta exposición retrata toda la vida cultural que se ha respirado durante estos 30 años, y que hace que todo aquel que haya participado, sea alumno o profesor, se sienta orgulloso de pertenecer a su historia. Una exposición que, sin duda, evocará buenos recuerdos a todo aquél que la visite, sobre todo si ha tenido la inmensa suerte de haber formado parte de su comunidad educativa en algún momento de su vida.