Todas las pruebas que se han realizado a trabajadores y residentes del centro La Milagrosa de Alcalá para detectar la presencia de coronavirus han dado negativas. Las pruebas se han realizado tras detectarse un caso de coronavirus en una de las trabajadoras que gestionan las Hijas de la Caridad.

Según ha informado el Ayuntamiento, finalmente esta trabajadora, que es asintomática, es la única contagiada y se encuentra aislada en su casa. La dirección de la Residencia ha decidido guardar cuarentena durante 10 días como medida adicional.

Desde que se decretase el estado de alarma el Ayuntamiento, a través de la delegación de Servicios Sociales y la Gerencia de Servicios Urbanos, mantiene una permanente colaboración con las residencias de mayores de Alcalá. A todas, incluida La Milagrosa, se les ha facilitado equipos EPI y en todas se ha realizado de forma periódica la limpieza y desinfección de las inmediaciones de sus instalaciones así como de las calles colindantes.

Hazte socio