Los vecinos del barrio de San Miguel han dado este jueves la voz de alarma ante una nueva ocupación en Villa Esperanza, poniéndolo en conocimiento de la policía y los vecinos del centro, que han contribuido en impedir esta nueva ocupación.

Hasta el lugar, han acudido tanto la Policía Local de Alcalá, como la Policía Nacional, acompañados de miembros del Ayuntamiento que también se han personado en el sitio. Según han informado, los ocupas son los ya conocidos ocupas de El Derribo y Calle Tajo, que siguen intentando hacerse con más inmuebles.

La policía ha desalojado el edificio, hasta el que se han trasladado los operarios para tapiar y reforzar Villa Esperanza. Durante este fin de semana se espera mayor vigilancia policial por si volvieran a intentar ocupar el edificio.

Hazte socio