Alwadi-ira denuncia la situación «crítica» del Molino Hundido
Molino Hundido/ Lva
Noticias

Alwadi-ira denuncia la situación «crítica» del Molino Hundido

El grupo ecologista Alwadi-ira –Ecologistas en Acción- ha remitido al Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra y a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir un documento de propuesta de actuación urgente en el molino “Hundido” también llamado del “Rincón”. Este molino se encuentra en el río Guadaíra entre el molino de “Las Aceñas” y el descansadero de “Trujillo”.

La situación actual del Molino Hundido es crítica. Se encuentra en estado ruinoso, ha perdido una de las dos naves que lo formaban y su azud también está prácticamente desaparecido. Además, la nave que aún permanece erguida se encuentra colmatada de depósitos aluviales (limo-arcillosos) debido a las crecidas ordinarias del Guadaíra. Sus muros están cubiertos de grietas de distinto tamaño cuyo daño sobre la estructura, de por si importante, se ha intensificado con la proliferación de ejemplares de eucaliptos, fresnos y tarajes.

El flujo hidráulico se ha visto condicionado por distintas actuaciones de dudosa efectividad ejecutadas en este sector fluvial. En este sentido cabe citar la construcción de una presa en la década de 1980, o la creación de una escollera en la margen derecha para evitar la erosión del banco lateral como consecuencia de la nueva configuración hidrogeomorfológica del cauce, producto de la construcción de la presa antedicha, y que a efectos de la cada vez más escarpada margen ha resuelto con poco éxito.

Tras el diagnóstico, Alwadi-ira enumera una serie de medidas como la necesidad de eliminar la presa, restituir el azud, reforzar la cimentación del molino, sanear ylimpiar los muros -eliminando la vegetación que está creciendo sobre la estructura-, limpiar en el interior del molino el aluvión depositado durante las crecidas y, quizás lo más importante de cara a su conservación, restituir un cauce que permita un mayor equilibrio hidráulico creando una barra fluvial “fitoestabilizada” –colonizada por vegetación riparia- y perpendicular al sentido del flujo, aguas arriba del molino, para crear una barrera natural que actúe de defensa durante las crecidas, disipando la concentración de energía hidráulica sobre la estructura restaurada del Molino Hundido.

Debes leer  CCOO pide recursos para la OAC ante la situación «insostenible»

También sería conveniente dragar el cauce colmatado aguas arriba de la presa de la década de 1980 y situado a la izquierda del molino para favorecer la circulación del flujo por dicho canal, recuperando los caos del molino para el desagüe del flujo, generándose así una lámina de agua represada con un cauce más ancho en el que el caudal utilice todo el lecho fluvial disponible. De esta manera mejoraría la relación entre la anchura de la sección transversal y su perímetro de mojado, a la par que se crearía un nuevo humedal de vital importancia por su función ecológica como hábitat de numerosas especies de flora y fauna. Alwadi-ira solicita que todas estas medidas se realicen con carácter de urgencia con el fin de evitar la pérdida de este molino del río Guadaíra.

El documento consta de una introducción donde se realiza una reseña histórica del molino indicando a quién ha pertenecido siglos atrás y como Pedro León Serrano lo nombró a principios del siglo XVIII en su relación de “molinos de pan”. Se sabe con certeza que su actividad había cesado con toda probabilidad a mediados del siglo XIX posiblemente porque no gozase de la rentabilidad suficiente para su arrendamiento por parte de los molineros.

Sobre el autor

La Voz de Alcalá

La Voz de Alcalá

Escribir un comentario

Escribir un comentario

El tiempo