Hazte socio/socia del periódico y apoya el periodismo independiente y crítico en Alcalá

La entidad social local Ropero del Socorro se encargará del reparto con medios municipales en esta iniciativa en la que también colabora la Asociación de Panaderos de Alcalá

Una nueva iniciativa de la red de colaboración Alcalá Solidaria permitirá que a partir de este jueves 23 de abril más de un centenar de alcalareños con especial necesidad reciban a diario un menú completo, nutritivo y equilibrado hasta el fin del confinamiento. Se trata de una colaboración municipal con el Banco de Alimentos de Sevilla que trabaja con el proyecto de la ONG World Central Kitchen (WCK) del cocinero español José Andrés, en las que profesionales de la cocinan colaboran en la elaboración de menús destinados a los más necesitados.

En Alcalá de Guadaíra, el Ayuntamiento  coordina la colaboración de esta iniciativa en la que la entidad social de la localidad y participante también de la red Alcalá Solidaria, ‘Ropero del Socorro’, se encargará de la distribución de forma voluntaria.

El Banco de Alimentos deposita en el Ayuntamiento como institución pública que estos alimentos lleguen a personas y o familias con necesidad real acreditada, por lo que los beneficiarios de los 110 menús están designados por los Servicios Sociales municipales por diversas condiciones de necesidad, vulnerabilidad y/o indisposición para cocinar alimentos. El Ayuntamiento igualmente facilitará al Ropero del Socorro todos los medios y materiales para la distribución (el vehículos refrigerado, equipos de protección individual completos (EPIs), etcétera. Asimismo, el Ejecutivo Local agradece también la colaboración de la Asociación de Panaderos de Alcalá en la logística de la distribución.

Los menús diarios están elaborados a través de la patronal de hostelería de Sevilla, es decir, por profesionales de la cocina, asociaciones de hosteleros y cocineros y, por tanto, además de nutritivos y equilibrados, tienen todas las garantías de adaptación a las distintas necesidades alimenticias y además se preparan en las mejores condiciones, con todas las precauciones y medidas sanitarias correspondientes.

Ésta iniciativa se une a otras medidas extraordinarias como asegurar la alimentación infantil de los comedores, el plan de garantía alimentaria para personas y familias más vulnerables, el apoyo e impulso a las redes solidarias para la alimentación general, la ayuda a mayores o la confección de material sanitario, la necesaria atención psicológica municipal a la ciudadanía, o el Plan Económico y Social relativo al Covid-19 con ayudas sociales y otras medidas económicas municipales como las relativas a la Hacienda Pública, la ayuda a autónomos, comerciantes y pymes.