Los clientes con su pensión domiciliada en la entidad podrán disponer de su abono desde este viernes mismo al tenerlo ya ingresado, sin necesidad de esperar al día 25, fecha habitual de pago.

La entidad contactará con las personas con pensión domiciliada para concertar cita previa en caso de que estos necesiten desplazarse a las oficinas y para resolver sus dudas sobre el uso de tarjetas y de servicios de banca online, para reducir el máximo tiempo posible su estancia fuera del domicilio y evitar que se generen aglomeraciones.

El objetivo es contribuir a proteger al colectivo de mayores de 65 años, ayudar a cumplir las recomendaciones de las autoridades en materia de movilidad y de salud, y favorecer la aplicación de las medidas de prevención en la red comercial. En Alcalá esta entidad dispone de seis oficinas, todas dotadas con cajeros, situadas en Plaza Cervantes, Mairena, Silos, Reyes Católicos (Campo de las Beatas), Avenida Escultora la Roldana y Santa Lucía.

Otras entidades bancarias también están estudiando fórmulas para facilitar el cobro de la pensión a las personas mayores y evitar aglomeraciones en las oficinas. El Banco Sabadell están contactando con los clientes para decirles que tienen la pensión ingresada y que no hace falta que se desplacen a otra oficina. Además sugiera a sus clientes que, si tienen familiares, lo recomendable es que sean ellos quienes hagan el reintegro a través de los cajeros automáticos.

También tienen a su disposición el servicio gratuito ‘Instant Money’ en la aplicación del banco, que permite enviar dinero a un móvil mediante un mensaje SMS. Con el código incluido en el mensaje se puede sacar dinero en cualquier cajero de la entidad sin necesidad de tarjeta.

En último término, para aquellos clientes que no tengan otra opción que acudir a la oficina, Banco Sabadell va a concertar visitas individualizadas para evitar esperas. Caja Rural tendrá disponibles las pensiones para el cobro a partir del lunes 23 de marzo, adelantando también de esta forma la fecha habitual. Por su parte BBVA trabaja en medidas especiales para facilitar las operaciones de las personas mayores una vez que cobre la pensión.