Hazte socio/socia del periódico y apoya el periodismo independiente y crítico en Alcalá

Las medidas restrictivas para luchar contra la propagación del coronavirus también está afectando a los polígonos industriales de Alcalá. La mayoría de las naves tienen sus puertas cerradas a cal y canto y solo tienen abierta a la clientela aquellas que se encuadran en las excepciones del decreto del estado de alarma, como las distribuidoras de alimentos. Tampoco se observa apenas tránsito de trabajadores en la vía pública. Solo los operarios cargando y descargando mercancía, algunos con más medidas preventivas que otros.

No obstante, la actividade no está totalmente paralizada. En las calles, numerosos vehículos de trabajadores están aparcados, de lo que se desprende que muchos negocios continúan con su actividad a puerta cerrada y cumpliendo con las medidas de prevención exigidas. En cambio, las cafeterías y restaurantes sí están completamente fuera de servicio.


Francisco Amador

Licenciado en Periodismo. Actualmente La Voz de Alcalá, Sevilla Actualidad y En Andaluz. Antes en Localia TV y El Correo de Andalucía.