Hazte socio/socia del periódico y apoya el periodismo independiente y crítico en Alcalá

Nuevo diseño del logotipo de La Voz de Alcalá

Súmate a los canales de alertas móvil de La Voz de Alcalá. Estamos en WhatsApp y Telegram. Entra y entérate de todo al instante.

La rampa del CEIP San Mateo despertó la polémica y fue objeto de burlas a nivel nacional a raíz de un tuit publicado por la alcaldesa Ana Isabel Jiménez el pasado 5 de febrero. Sin embargo, detrás de ese proyecto existe una petición del centro educativo y de la Ampa Princesa Sofía para mejorar la accesibilidad y la seguridad de la comunidad escolar. Atendiendo a esta demanda, la Gerencia de Servicios Urbanos invirtió 110.000 euros en su construcción. 

El proyecto ha consistido en conectar la cota de acceso del alumnado desde la avenida de la Asunción con la cota del espacio que distribuye a los distintos edificios, «dando cumplimiento a la normativa de accesibilidad», según recoge la memoria justificativa del proyecto. Entre ambas superficies, conectadas mediante una escalera y una rampa, existe una diferencia de cota de cuatro metros.

La intervención ha sido diseñada para que su uso sea fácil y se ha desarrollado en varias cotas, salvadas por una escalera y una rampa, «por lo que los recorridos son claros y reconocibles», según el documento técnico al que ha tenido acceso La Voz de Alcalá. La memoria justifica en el apartado de accesibilidad, que ésta «se garantiza a todo tipo de personas, incluidas las de movilidad y comunicación reducidas, en base a lo contemplado en la normativa».

En total, la construcción cuenta con siete pasillos y seis curvas, contando el acceso a la rampa. Cada uno de los pasillo tiene una longitud de más de nueve metros, que sumados a los casi tres metros de la entrada suma un recorrido de unos 57 metros aproximadamente.

Tras finalizar la obra, el Ampa Princesa Sofía felicitó al Ayuntamiento por la nueva escalera y la rampa. «Estamos muy agradecido por esta ejecución que tanta falta nos hacía», indicaron a través de las redes sociales.

El gobierno, por su parte, señaló que «la nueva infraestructura, además de posibilitar una mejor accesibilidad, supone un cambio significativo en la seguridad de los menores en la zona del recreo y permite aprovechar, además, un espacio que estaba en desuso junto a la zona de pistas».

Reacción en redes sociales

El tuit de la alcaldesa rápidamente corrió como la pólvora en la redes sociales. Los tuiteros tiraron de ingenio para hacer chistes sobre la construcción. La publicación superó lo 2.500 comentarios, los 1500 me gusta y más de 700 retuits en menos de 48 horas. Comentarios como «Las oposiciones para bombero del pueblo van a ser ahí», «No localizo el punto de avituallamiento obligatorio en el kilómetro 17 de esa rampa» o «Los niños empiezan a subir la rampa en 1° de ESO y llegan en bachillerato» hicieron que concejales de equipo de gobierno salieran al paso para defender la gestión. El delegado de Servicios Urbanos, José Antonio Montero, afirmó que se trata de un «gran trabajo de los técnicos y la empresa que ha construido la rampa del CEIP San Mateo, los que conocemos el cole así lo reconocemos».

En poco tiempo, multitud de medios nacionales se hicieron eco del tuit de la alcaldesa, recopilando los mensajes más jocosos. Televisiones como Antena 3 o Canal Sur también se desplazaron hasta el colegio para informar de la «kilométrica» rampa, aunque sin mucha precisión, poniendo el foco en lo anecdótico. Incluso La Sexta Noticias y la Cadena Ser en sus web se refirieron a Alcalá de Guadaíra como un municipio madrileño. El tema traspasó fronteras el periódico La Nación de Argentina también publicó la imagen.

El alumnado del CEIP San Mateo se fotografío en la rampa para mostrar su satisfacción con la construcción. Al marguen de la polémica, la comunidad educativa está contenta, puesto que se ha atendido a una de sus demandas.

Más seguridad al bajar a las pistas

Hasta la construcción de la nueva rampa, los alumnos tenía que subir y bajar hasta las pistas deportivas por unas escaleras ubicadas junto al gimnasio. Pero la comunidad educativa del centro solicitó un rampa para que los docentes pudieran bajar al patio con todo el alumnado en fila y sin peligro. Al ser niños y niñas de corta edad existía un peligro de caída durante las actividades escolares.

Francisco Amador

Francisco Amador

Licenciado en Periodismo. Actualmente La Voz de Alcalá, Sevilla Actualidad y En Andaluz. Antes en Localia TV y El Correo de Andalucía.

Deja un comentario